Viceministro confirma que el comandante de la Policía de Santa Cruz se trasladó a La Paz para cumplir su arresto

El comando general de la Policía será el lugar donde el comandante departamental de la Policía de Santa Cruz, coronel Erick Holguín, cumplirá las 48 horas de arresto, sanción que le aplicaron sus altos mandos luego de que protagonizara un altercado en el que terminó presionando el cuello al capitán Edman Lara, un policía suspendido que buscaba conversar con él sobre una denuncia que un guardia agredido no había logrado realizar.

El viceministro de Régimen Interior y Policía, Jhonny Aguilera, confirmó ante los medios de prensa que el coronel Erick Holguín ya se trasladó hasta la ciudad de La Paz para cumplir su arresto.

«El comandante departamental ya se ha trasladado hasta La Paz, a efectos de cumplir esa sanción disciplinaria. Es una medida de carácter personal, es una restricción de libertad que se va a cumplir en dependencia del Comando General de la Policía debido a su jerarquía como máxima autoridad del departamento», explicó Aguilera.

Señaló que este tipo de sanciones se aplica por el tipo de contravenciones que realizó, además dijo que será la única medida que se le dará.

Ante la consulta de los medios de prensa sobre si la persona que no recibió la denuncia a la presunta víctima que acompañaba el capitán Lara será sancionada, Aguilera adelantó que también se investigará.

«Se han pedido los informes respectivos para analizar estas cosas, pero vale la pena aclarar que, el proceso de admisión de una denuncia tiene que cumplir ciertos requisitos. Primero, que el accionado sea considerado como un delito», aclaró.

Aguilera evitó dar algún comentario respecto al accionar del comandante de la Policía cruceña, quien aplicó una llave ‘mataleón’ al capitán Lara y trató de ingresarlo a dependencias policiales, pero éste logró zafarse. Horas después, en rueda de prensa, Holguín acusó a Lara de usurpar funciones.

«No tengo comentario sobre el tema. Muchas gracias», fueron las palabras del viceministro Aguilera ante los periodistas.

Fuente: El Deber

Autor