Aduana incauta 58 toneladas de cerveza y soya valoradas en más de Bs 468 mil

La Aduana Nacional (AN) incautó 58 toneladas (t) de cerveza y soya sin certificación provenientes de Brasil y Argentina, que eran transportadas en tres camiones, un micro y un minibús, con destino a Santa Cruz, informó este miércoles la administradora de Aduana Interior, Susana Ríos Barragán. 

En conferencia de prensa, Ríos indicó que estos comisos se efectivizaron en cinco operativos estratégicos liderizados por 11 agentes del Grupo de Respuesta e Inteligencia Aduanera (GRIA) y el apoyo de efectivos militares, quienes intervinieron los vehículos en el Punto de Inspección Aduanero Banegas, localidad Peji, Abapó, San José de Chiquitos y Warnes. 

La primera intervención se realizó el 10 de junio, a las 04.00 de la madrugada, cuando un camión Tipo Furgón (placa de control 1170-ZYC) intentó pasar por el nuevo Punto de Inspección Aduanero Banegas (a dos horas y media de Santa Cruz) trasladando en su interior 1.150 paquetes de cerveza brasilera sin documentación de respaldo.

Al ser descubierto, el conductor reconoció el ilícito y entregó las llaves del motorizado.

Nueve días después (el 19 de junio), los técnicos aduaneros sospecharon de un micro con placa de control 972-LKS, que se encontraba sin asientos. Por tanto, el GRIA designó un equipo para su seguimiento y kilómetros más adelante, en la localidad de Peji, hallaron al conductor trasladando 256 paquetes de cerveza argentina.

Asimismo, el 21 de junio un camión que portaba 43 toneladas de soya intentó evadir los controles en el Punto de Inspección Aduanero Abapó; sin embargo, en un trabajo conjunto con técnicos del Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag) se identificó que estos granos se encontraban mezclados con hilos de saco, probablemente de origen argentino.

En la misma jornada, en la ruta bioceánica, a tres horas de Santa Cruz, un minibús con placa de control PSV-4612 y vidrios raybanizados fue interceptado por personal aduanero, ya que trasladaba 1.500 paquetes de cerveza brasilera; sin embargo, el conductor y su acompañante se opusieron a la inspección dándose a la fuga, generando así una persecución hasta llegar al municipio de San José de Chiquitos.

Ante un cerco sin salida, ambas personas en estado de ebriedad (conductor y acompañante) chocaron el minibús contra un vehículo oficial de la Aduana. Por tanto, la entidad interpuso una denuncia penal, más aún porque una de estas personas era reincidentes.

El quinto operativo se efectuó el 26 de junio a raíz de una denuncia telefónica, la cual, alertó de un camión con placa 3784-XRK que llevaba 684 paquetes de cerveza por Satélite Norte, cerca al municipio de Warnes. Las bebidas alcohólicas fueron escondidas en el buzón de herramientas, cabina y compartimientos secretos.

Tanto los 3.590 paquetes de cerveza, 43 toneladas de soya y los cinco vehículos observados fueron remitidos a Recinto Aduanero de Interior Santa Cruz para el respectivo aforo físico, según la entidad.

Fuente: Agencia Boliviana de Información (ABI)

Autor