Alberto Fernández responsabiliza a Europa de «falta de consenso» para firma del acuerdo con Mercosur

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, responsabilizó este martes a Europa por la «falta de consenso» para concretar la firma del acuerdo con el Mercado Común del Sur (Mercosur).

Las declaraciones del mandatario argentino fueron durante la inauguración de la Cumbre Presidencial del Mercosur, que se realiza en Puerto Iguazú, en la provincia de Misiones, Argentina, donde hizo referencia a las negociaciones internacionales que han estado concentradas en el acuerdo de asociación con la Unión Europea (UE).

Sobre el proceso, Fernández comentó que la UE adolece de «vocación de trabajo», lo que fue contraproducente para llegar a un pacto beneficioso para ambos bloques, debido a que el cuestionado acuerdo firmado con el bloque europeo a mediados de 2019, «tal y como fue suscrito», produjo una «división crítica» entre las partes, porque fue pactado en términos «muy» desiguales, donde el Mercosur fue «el que más cedió».

«Las dificultades para avanzar han sido producto de la falta de consenso o vocación de trabajo por parte de los países europeos, no por parte de los miembros del Mercosur. Por el contrario, allí en Europa están las actitudes proteccionistas, particularmente notorias en el caso del sector alimentos, rubro fundamental en la oferta exportadora de nuestro bloque», explicó Fernández.

El jefe de Estado argentino también comentó que las diferencias con la UE en torno al acuerdo de 2019 se fundamentan en «dudas y reparos» que los países del Mercosur han planteado.

«Tenemos una división crítica de lo que se acordó entonces. Aquello fue el fruto de un esfuerzo muy desigual entre las partes. Así que el Mercosur fue el que más cedió, siendo el bloque con menor nivel de desarrollo relativo en el acuerdo», expresó el mandatario argentino.

Fernández acotó que la UE presenta demandas para el acuerdo que tienen «una visión excesivamente centrada en lo ambiental» y con «nulos registros» en los tres pilares de la sostenibilidad, en su juicio, las dimensiones ambientales, económicas y sociales.

«Una oportunidad»

A pesar de estas consideraciones que tiene el Mercosur, dijo Fernández, Argentina estima que el acuerdo «representa una oportunidad» para profundizar el vínculo entre ambas regiones, «en un contexto internacional de conflicto e incertidumbre creciente».

«El acuerdo también significa –agregó– una oportunidad para concretar, en el marco de la reconfiguración de los mapas productivos, de nuevas tecnologías, de nuevos empleos, que suponen las nuevas cadenas de valor». Por tal motivo, añadió el mandatario, el Mercosur aspira a que «las negociaciones en marcha arrojen resultados equilibrados para todas las partes».

«En este nuevo escenario, donde prima la relocalización de los factores de producción, la propuesta europea puede ser también una oportunidad para ajustar los desbalances del acuerdo a la realidad de este mundo que cambió, una oportunidad para introducir mecanismos que nos protejan de medidas unilaterales en materia ambiental, que tendrán lugar con o sin acuerdo, y que favorezcan la inserción de nuestras empresas en cadenas de valor entre ambas regiones», dijo.

«Seamos fuertes defendiendo nuestros intereses»

Fernández advirtió que en la actualidad el mundo enfrenta una serie de desigualdades «que se profundizan» y que suman a la aguda crisis que sufre el proceso de globalización que está «mutando», donde «los grandes capitales ya no buscan bajar costos sino evitar riesgos geopolíticos y de abastecimiento en general».

En ese sentido, indicó que la apuesta común de la región, requiere una debida consideración sobre las disparidades que actualmente persisten entre los socios del Mercosur

Además, dijo, que el Mercosur debe trabajar en «diversificar geográficamente la agenda externa» y continuar en la búsqueda de nuevos socios para incrementar las exportaciones del bloque, como ya lo adelantan con América Central, los Emiratos Árabes y otras regiones que están en puerta.

«El Mercosur es un instrumento de integración estratégica y un ámbito de cooperación y coordinación ejemplar para nuestros países (…) Ser miembro de este bloque nos fortalece, sin él, en un escenario internacional de países centrales que conforman enormes bloques económicos, seríamos más débiles y más pequeños», advirtió.

Por tal razón, Fernández instó a la región a unirse y dejar por fuera todo tipo de división. «Seamos fuertes defendiendo nuestros intereses, seamos artífices de nuestro futuro, divididos solo seremos esclavos (…) Aquí, en la paz del sur, está el presente y el futuro, mientras que en el norte, donde las bombas estallan, solo anida el frío cálculo de los poderosos».

Fuente: RT

Autor