Años de impunidad llegan a su fin: capturan y encarcelan a feminicida

Primo Coria Heredia, de 40 años, fue capturado el domingo 18 de junio en la Waca Playa de Quillacollo, poniendo fin a una larga espera para que se hiciera justicia por el feminicidio de su esposa Enrica Santos Q., ocurrido en 2014 en Colomi. Desde 2016, Coria tenía una sentencia de 30 años por este crimen, la cual finalmente ha sido ejecutada. El director de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV) de Cochabamba, Franz Cabrera, informó que el autor ha sido trasladado al penal de El Abra.

En el año 2016, a 20 meses de haber cometido el crimen, Primo Coria fue declarado culpable de feminicidio por un juzgado de Sacaba y condenado a 30 años de reclusión en el penal de El Abra de Cochabamba. Por su parte, su pareja y cómplice en el crimen, Felipa Willca, fue sentenciada a 15 años de prisión en San Sebastián.

El feminicidio tuvo lugar el 21 de septiembre de 2014. Primo Coria y Enrica Santos estaban casados y tenían dos hijos pequeños. Sin embargo, el hombre inició una relación extramatrimonial con una amiga de su esposa, Felipa Willca, de 31 años.

Durante el proceso de investigación, se descubrió que el 21 de septiembre, Coria engañó a su esposa diciéndole que había encontrado un comprador para el vehículo que planeaban vender, pero que tenían que ir hasta Corani para encontrarse con él. Sin sospechar nada, Enrica aceptó que su amiga Felipa los acompañara. Al llegar a Corani, Coria propuso ir a comer chicharrón y beber garapiña. Después de salir del local, caminaron hacia la laguna Corani, y aprovechando que Enrica estaba bajo los efectos del alcohol, su esposo la agarró del cuello y le tapó las fosas nasales hasta asfixiarla. Con la ayuda de Felipa, arrojó el cadáver de la madre de sus hijos a las aguas de la laguna.

La pareja huyó, pero en octubre de 2014 la Policía capturó a Felipa, quien confesó todo delante de su comunidad. Una semana después, Primo fue aprehendido. La Fiscalía acusó a ambos por feminicidio y un juzgado de Sacaba, luego de examinar las pruebas testificales, periciales y documentales, los condenó. Coria recibió 30 años de prisión, mientras que Willca 15 por complicidad. 

Sin embargo, a pesar de la sentencia, el autor principal estaba en libertad, por lo que las circunstancias de su salida del penal son aspectos que deben ser investigados.

Además de la captura de Coria, la FELCV también se encarga de ejecutar órdenes de aprehensión para poner a disposición de un juez a las personas que tienen asuntos pendientes con la justicia.

Fuente: Opinión

Autor