«Así como Uruguay»: advierten que Cusco podría quedarse sin agua potable en unos meses

La llamada ciudad imperial de Perú, Cusco, podría quedarse sin agua potable en los próximos meses a causa de la reducción del líquido en la laguna de Piuray, una de las dos grandes fuentes del servicio para la entidad, alertó una autoridad local.

Entrevistado el jueves por la emisora local Exitosa, el presidente del directorio de la Empresa Municipal de Agua, Juan Figueroa, señaló que esta laguna «no ha llegado al nivel que normalmente tiene para abastecer del líquido».

A pesar de que llevan alrededor de 60 días de racionamiento, las estimaciones son preocupantes. «Proyectamos que para los próximos meses de repente ya no podamos contar con agua para esta zona de nuestra tierra», sostuvo.

Los especialistas cusqueños consideran que con los niveles actuales, la laguna Piuray «no va a lograr abastecer del servicio de agua potable a la parte alta de la ciudad, al centro histórico», indicó Figueroa.

Cusco, la ciudad que alberga el santuario sagrado Machu Picchu, es Patrimonio Cultural de la Humanidad. «Los cambios climatológicos que se están dando en todo el planeta Tierra, también nos está afectando a nosotros en el Perú, así como a Uruguay, donde prácticamente ya se han quedado sin agua potable», dijo el funcionario, en referencia a la crisis hídrica que vive Montevideo.

Pedido a Boluarte

Figueroa mencionó que hace poco el Estado declaró en emergencia varios departamentos de Perú, pero no se incluyó a la provincia de Cusco y sus distritos. Ante esto, informó que ya enviaron una comunicación a la presidenta Dina Boluarte para que extienda esta medida a su territorio.

En caso de que amplíen el decreto supremo al Cusco podrán hacer una obra de emergencia para atender esta situación. «Esperemos que se nos escuche», expresó.

Entretanto, llamó a la población a usar el agua de forma «racional» y les pidió adquirir una «cultura de cuidado de medioambiente».

RT

Autor