Boluarte llama a un «diálogo fraterno y sincero» en Perú pero manifestantes anuncian más protestas

La presidenta de Perú, Dina Boluarte, llamó al diálogo y a establecer una agenda social para conversar a los manifestantes que salieron el pasado miércoles a las calles para pedir su renuncia. Sin embargo, su petición pareciera no tener eco en los sectores populares que la adversan.

Un día después de las multitudinarias protestas nacionales que congregaron a más de 20.000 personas en 64 provincias peruanas, la mandataria manifestó que estaba abierta a promover el diálogo y el consenso durante el acto de promulgación de la ley de la Autoridad Nacional de Infraestructura, realizado el pasado jueves.

A pesar de este llamado a un «diálogo fraterno», quienes impulsan las movilizaciones han dicho que seguirán en las calles hasta finales de mes y han adelantado que esperan la llegada de más activistas provenientes de las regiones.

Este viernes se prevé realizar una vigilia en el centro de Lima y el sábado se espera que ocurra una nueva manifestación.

El llamado a la «paz y el diálogo»

La mandataria convocó a «la paz y el diálogo sincero» para «llegar a buenos consensos» con miras a «que se resuelvan los problemas del país y que no estén por delante los intereses políticos».

Para ella, este tipo de intereses «no tienen espacio de solución porque son políticos y eso se resolverá en las próximas elecciones», cuyo adelanto está planteado para 2024, a pesar de que los manifestantes piden que sea antes.

«Ayer compatriotas han salido a la calle y es su derecho, también constitucional», afirmó. Además, aseguró que su Gobierno reconocía «a los ciudadanos  que en su mayoría se manifestaron pacíficamente». «Eso es bueno por el Perú«, sostuvo.

Del mismo modo, Boluarte hizo una invitación a todos los sectores para lograr un «diálogo natural».

«Estoy segura de que vamos a llegar a respetarnos y a ese diálogo en paz y estaremos abrazados como patriotas que somos», manifestó.

«Poquita» violencia

Boluarte expresó que en las protestas del 19 de julio ocurrieron «poquitos» actos de la violencia y ratificó la cifra de seis personas detenidas que ofreció el Ministro del Interior, Vicente Romero.

«Desde acá yo hago mi reconocimiento sincero y extiendo esa amplia unidad que vengo diciendo desde el primer minuto que asumí esta alta responsabilidad», expresó.

Según el el Ministerio de Salud, en la ‘Toma de Lima’ se atendieron a once personas heridas, entre ellos dos periodistas. 

RT

Autor