Boric se reúne con Alberto Fernández en su primer viaje internacional

El presidente de Chile, Gabriel Boric, convocó este lunes junto a su colega argentino, Alberto Fernández, a que América Latina vuelva a unirse en los debates internacionales para fortalecer su presencia.

«Latinoamérica tiene que recuperar una voz de cooperación en el escenario global, tenemos desafíos profundamente compartidos. Si seguimos por separado, nos vamos a hundir por separado, pero nos podemos salvar si estamos juntos», advirtió en la sede presidencial argentina, la Casa Rosada, después de que ambos jefes de Estado firmaran una serie de acuerdos.

Boric se comprometió a que, durante su Gobierno, Chile construirá comunidad, región, cooperación e internacionalismo a partir de una mirada latinoamericanista.

«Chile es parte de América Latina, y si bien estuvimos mirando en otras direcciones al norte o al Pacifico nuestra base es América Latina», insistió al referirse a las políticas en relaciones internacionales que aplicó su antecesor, el conservador Sebastián Piñera.

Fernández, por su parte, aplaudió el pronunciamiento de Boric al asegurar que ambos países y la región en general tienen un destino común.

«Celebro escuchar a Gabriel en la necesidad de unir a América Latina, que tanto se ha dividido. La necesidad de trabajar juntos, la solidaridad entre pueblos hermanos es fundamental para avanzar. Es solo el principio de un trabajo más profundo que queremos hacer», dijo.

El presidente argentino también destacó la importancia de que América Latina sea una zona de paz en la que diariamente se hacen esfuerzos para preservar la democracia y la institucionalidad, tal y como lo demuestra el caso de Boric, quien ganó las elecciones en Chile después de unas protestas masivas que generaron una grave crisis social.

La agenda

Boric llegó el domingo a Buenos Aires para cumplir su primera gira internacional después de haber asumido como presidente el pasado 11 de marzo, y eligió el país vecino como un mensaje del fortalecimiento de las relaciones bilaterales que han estado marcadas por la tensión cuando no hay gobiernos que coinciden ideológicamente.

La gira está cargada de simbolismos, ya que este lunes se celebra el 204 aniversario de la Batalla de Maipú, en la que los ejércitos de Argentina y Chile comandados por los próceres José de San Martín y Bernando O’Higgins se aliaron para vencer al imperio español.

En términos más contemporáneos, la visita representa los cambios de viento político que hay en la región, ya que Boric se sumó al grupo de presidentes que no son de derecha en América del Sur y que hasta ahora integran Fernández; Luis Arce Catacora, de Bolivia; y Pedro Castillo, de Perú. La expectativa es que en los próximos meses se les unan Gustavo Petro en Colombia y Luiz Inacio Lula da Silva en Brasil.

La víspera, Boric llamó la atención al pasear por el barrio de Palermo y entrar a una librería en la que compró libros como ‘Alguien camina sobre tu tumba’, de la escritora argentina Mariana Enríquez, y ‘Perón mediante. Gráfica peronista del periodo clásico’, del editor Guido Indij y el artista plástico Daniel Santoro.

La agenda del lunes culminará en la noche, con un espectáculo cultural en el Centro Cultural Kirchner y una cena de honor que Fernández le ofrecerá a Boric.

Mañana, el presidente chileno inaugurará el Foro Empresarial del Comité de Comercio Argentina-Chile en el que participarán decenas de empresarios que analizarán nuevas oportunidades de negocios en ambos lados de la cordillera.

Al mediodía, Boric acudirá al Espacio Memoria y Justicia, que fue la exEscuela de Mecánica de la Armada (ESMA), uno de los centros clandestinos de detención más grandes que hubo en Argentina durante la última dictadura militar (1976-1983), y en donde se calcula que fueron secuestradas y torturadas más de cinco mil personas.

La gira culminará con una visita al Museo de Bellas Artes y con una reunión con la la comunidad chilena en Argentina.

Vía: Ahora el Pueblo

Comentarios

Autor