Candidata del partido de AMLO lidera las opciones de voto a la presidencia en México

Un sondeo reciente arrojó que la candidata oficialista Claudia Sheinbaum se mantiene de primera en las encuestas rumbo a las presidenciales y dobla en preferencia a su contrincante más cercana, la opositora Xóchitl Gálvez.

En un estudio de Enkoll, la abanderada de los partidos Movimiento Regeneración Nacional (Morena), del Trabajo (PT) y Verde Ecologista de México (PVEM), tiene un porcentaje de 54 % de «preferencias brutas», mientras que Gálvez, la candidata de los partidos Revolucionario Institucional (PRI), Acción Nacional (PAN) y de la Revolución Democrática (PRD), tiene 27 %.

Muy por detrás de las dos candidatas con mayor opción se encuentra, con 3 %, Jorge Álvarez Máynez, la alternativa emergente del Movimiento Ciudadano, tras la renuncia de Samuel García a la postulación presidencial por ese espacio político. 

Los número habituales

Este sondeo de Enkoll, según sus organizadores, se basó en 834 encuestas en viviendas realizadas entre el 19 y 22 de enero. Precisamente, el 18 de este mes culminó la precampaña –iniciada el pasado 20 de noviembre de 2023– y al día siguiente comenzó la «intercampaña», que se extiende hasta el 29 de febrero, y donde no se pueden realizar actividades proselitistas ni debates.

Desde que comenzó la carrera presidencial, Sheinbaum encabeza las encuestas con cifras rondan el 50 % de intención de voto, mientras que Gálvez se han mantenido en una banda de preferencias que no supera el 20 %. Hasta el momento, la distancia entre la exjefa de Gobierno de la Ciudad de México y la exsenadora es de casi 30 puntos

La guerra de las encuestadoras

En líneas generales, los datos coinciden al ubicar a Sheinbaum en primer lugar, aunque los porcentajes puede variar hasta por diez puntos porcentuales. Los números que arrojan algunos estudios han sido cuestionados por las supuestas afinidades que podría haber entre las empresas consultoras y los candidatos.

La encuestadora De las Heras Demotecnia, que pertenece al grupo Gallup, publicó el 18 de enero los resultados de su indagación donde Sheinbaum tiene una intención de voto de 66 %, mientras que el de Gálvez es de 14 %.  

Esta diferencia abismal de 52 puntos porcentuales, hizo que algunos acusaran a su director, Rodrigo Galván, de mantener vínculos con Sheinbaum. Ante estos señalamientos, el técnico dijo en una entrevista que solo se había recogido «la intención de voto», lo que no necesariamente correspondería con un escenario real de sufragio el día de los comicios generales.

Según la ‘Encuesta Nacional Tendencias Electorales Rumbo al 2024’, de Mitofsky y El Economista, que se hizo entre el 13 y el 16 de enero, si este domingo hubiera elecciones, la candidata de Morena tendría 61 %, mientras que Gálvez obtendría 32,4 % y Álvarez Máynez, 6,5 %.

Esta empresa fue cuestionada por Gálvez, quien aseveró que trabaja para su principal adversaria electoral, según Proceso. Sin embargo, la tendencia que muestra esa grupo consultor se alinea con la que se desprende de la mayoría de los estudios divulgados en los últimos meses.

Efecto bumerán

La naturaleza de la acusación de la exparlamentaria también ha sido hecha en su contra. Días atrás, los números de México Elige, le daban a Sheinbaum una ventaja de solo 12 puntos sobre la candidata del PAN y el PRI. Para algunos expertos, la explicación de esta cifra es que uno de los fundadores de esa encuestadora, Aldo Hiram Campuzano, es parte del equipo de asesores de publicidad de la campaña de Gálvez.

El Financiero también publicó su análisis, donde la morenista tiene 48 % de la intención de voto, seguida por la panista, con 32 %. Este es uno otro de los sondeos donde la distancia entre ambas está por debajo de los 20 puntos que apuntan buena parte de las encuestadoras.

Ya en marzo del año pasado, el presidente Andrés Manuel López Obrador había señalado a ese medio de «manipular encuestas e información a cambio de favores», recoge La Política Online. 

Se espera que la campaña oficial arranque el 1 de marzo y cierre el 29 de mayo, cuatro días antes de los comicios generales, los más grandes de la historia del país latinoamericano. A pesar de las divergencias de estos números y las acusaciones de favorecer a una u otra candidata, los analistas prevén que no habrá mayores cambios en las encuestas de los meses siguientes.

RT

Autor