China detecta un caso de gripe aviar H3N8 en humanos

China ha detectado un nuevo caso de gripe aviar en humanos. Una mujer de 56 años se ha infectado con la cepa H3N8 del virus, según ha confirmado el Centro de Control de Enfermedades de la provincia china meridional de Cantón.

Se trata del tercer caso de esta variante en humanos desde que un niño de cuatro años se convirtiera en el «paciente cero» en abril de 2022, La paciente se contagió en la ciudad de Zhongshan y tenía antecedentes de exposición a aves de corral vivas antes de la detección de su enfermedad, informa la institución en su página web.

Por el momento, se desconoce el estado de salud de la paciente, que sufría de mieloma múltiple y otras dolencias subyacentes antes de su infección. El Centro informó de que llevó a cabo una investigación epidemiológica y un seguimiento a los contactos cercanos de la infectada, sin hallar, de momento, ninguna «anomalía» entre sus allegados.

Los expertos consideran que este es un caso esporádico y que el riesgo de contagio en esta etapa es bajo. No obstante, la institución recomienda «evitar el contacto directo con aves vivas o muertas en la vida diaria» y «separar la carne cruda de la cocinada». Asimismo, aconseja que las personas con síntomas en su sistema respiratorio se pongan una mascarilla y que informen a un médico si han estado en contacto con aves.

Los virus de la gripe aviar H3N8 se detectan comúnmente a nivel mundial en animales y son frecuentes entre aves domésticas y silvestres, aunque se han registrado contagios de varias especies de mamíferos. Esta cepa lleva en circulación desde 2002 tras aparecer en aves acuáticas en EE UU.

Se trata de un virus diferente del que lleva causando una pandemia global en aves desde el año pasado: la variante H5N1, que también ha saltado a los mamíferos. En los últimos meses, se han multiplicado los brotes de la enfermedad en visones, nutrias, zorros y leones marinos, lo que ha hecho saltar las alarmas ante la posibilidad de que el patógeno adquiera mutaciones que faciliten que el virus salte a los humanos.

Fuente: La Razón. es

Autor