Combate a la corrupción, empleo e integración: las promesas de Peña al asumir el mando en Paraguay

El flamante presidente Santiago Peña prometió en su primer mensaje a la nación que trabajará para «lograr el gran salto económico» y doblegar la corrupción y la inseguridad que azotan el país.

Tras recibir la banda presidencial y el bastón de mando en el Palacio de López, Peña, un economista de 44 años, desgranó su «visión estratégica» para un «Paraguay próspero», en un discurso de 14 de páginas ante varios Jefes de Estado, entre ellos sus socios del Mercosur, el brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, el argentino Alberto Fernández y el uruguayo Luis Lacalle Pou.

«El éxito es lograr que todos los paraguayos estén mejor y que el mundo sea testigo del resurgir de un gigante«, dijo en una de las primeras frases.

Una ambiciosa declaración de intenciones en un país con una desigualdad endémica, alto desempleo, concentración de tierras en pocas manos y muy golpeado por la corrupción, la inseguridad y el narcotráfico.

Política y crimen organizado

Peña, del derechista Partido Colorado, prometió que su gobierno redoblará los esfuerzos contra el terrorismo, el flagelo de las drogas, la trata de personas, el lavado de dinero y «sus delitos conexos», y que establecerá «sistemas de cooperación internacional más efectivos».

«Vamos a trabajar duramente para que la política deje de ser una tentación para el crimen organizado. Vamos a establecer sistemas de cooperación internacional más efectivos, basados en el diagnóstico de nuestras necesidades», declaró.

Del mismo modo, dijo que los problemas de corrupción «se resuelven con una justicia independiente, imparcial y rápida».

«Un crecimiento económico sostenido»

Además, manifestó su voluntad de estimular un «crecimiento económico sostenido», la democracia participativa, la descentralización de los servicios públicos para cubrir de manera eficiente todo el país y la creación de 500.000 empleos, una de sus principales promesas de campaña.

«Los problemas de crecimiento y, sobre todo, la erradicación de la pobreza solo se solucionan con economías de mercado abiertas, correctamente reguladas y con reglas del juego claras y estables. Creo en un estado que garantice el respeto a la propiedad privada de manera firme«, sostuvo.

Peña, que trabajó en el Fondo Monetario Internacional (FMI), dijo que liderará un combate a la pobreza más efectivo, centrado en la «persona vulnerable» y no en un «conglomerado de instituciones paquidérmicas que acumulan licitaciones, generan clientelismo y despachan ‘prebendarismo».

«Protagonista en el concierto de naciones»

El mandatario resaltó que, en medio de las tensiones geopolíticas por el acceso al agua, la seguridad alimentaria y la suficiencia energética, Paraguay «está llamado a ser protagonista en el concierto de naciones».

También dijo que su país buscará «abandonar su imagen de isla rodeada de tierra», como describió a Paraguay el escritor Augusto Roa Bastos, para intentar convertirse en el «centro de la integración sudamericana».

«Uno de nuestros principales objetivos estratégicos será contribuir a mejorar el funcionamiento de Mercosur. Somos conscientes de los progresos logrados en el camino de la integración, pero no podemos estar satisfechos y debemos avanzar con coraje y determinación», agregó.

Fuente: RT

Autor