El Titan sufrió una ‘catastrófica implosión’, confirma la Guardia Costera de EEUU

El comandante de la Guardia Costera estadounidense, John Mauger, ha informado este jueves en rueda de prensa que el submarino Titan que desapareció el domingo durante una inmersión para visitar los restos del ‘Titanic’ ha sufrido una «catastrófica implosión» y que los escombros encontrados hace horas pertenecen al aparato.

«Estamos agradecidos por la rápida movilización de los expertos en la búsqueda y rescate de submarino y agradecemos a todas las agencias, así como a su personal por su papel», ha explicado, agregando que, no obstante, la recopilación de información continuará para determinar las causas y la hora del accidente.

Asimismo, la Guardia Costera ha informado de la búsqueda para localizar los cuerpos de los cinco miembros de la expedición, aunque ha reconocido que esta será una tarea complicada debido a las «implacables» condiciones naturales de la zona.

La Guardia Costera de Estados Unidos había informado previamente de que un vehículo operado por control remoto (ROV, por sus siglas en inglés) había localizado escombros cerca del área en la que se buscaba el sumergible. Dichos fragmentos corresponderían al aparato, según los estudios preliminares.

Mauger también ha puntualizado en rueda de prensa que aparentemente no hay conexión ninguna entre el submarino y los ruidos que en las últimas horas varias aeronaves canadienses habían captado en el fondo del mar, ha recogido la cadena CNN.

«Tenemos personal médico en el lugar, tenemos otros técnicos en el lugar y comenzaremos a desmovilizar personal y embarcaciones del lugar en el transcurso de las próximas 24 horas», ha detallado en rueda de prensa.

Un experto en buceo y amigo de los pasajeros a bordo del Titan, David Mearns, había apuntado con anterioridad a la cadena británica BBC que los restos localizados por la Guardia Costera eran una pieza de aterrizaje y «una cubierta trasera del sumergible».

Los expertos habían establecido las 7.08 hora local (13.08 hora peninsular en España) de este jueves como umbral aproximado en el que las cinco personas que viajaban a bordo del Titan se quedarían sin oxígeno. El submarino desapareció el domingo y, sin ninguna apertura, el margen de supervivencia a bordo se estimaba en 96 horas.

A bordo del Titan viajaban el fundador de la compañía que organiza estas expediciones, Stockton Rush, el empresario y aventurero británico Hamish Harding, el explorador francés Paul Henry Nargeolet, el empresario paquistaní Shahzada Dawood y su hijo Suleman.

ERBOL

Autor