Exponen abusos sexuales a menores en arquidiócesis de EE.UU.

El procurador del estado de Maryland (este de EE.UU.), Anthony Brown, dio a conocer este miércoles un informe que documenta que 156 sacerdotes católicos y otras personas asociadas con la arquidiócesis de Baltimore abusaron sexualmente de más de 600 niños en un periodo de 80 años y responsabiliza a la jerarquía católica de encubrimiento.

De acuerdo con el documento sobre esta conducta criminal en la arquidiócesis más antigua de EE.UU., algunas parroquias, escuelas y congregaciones tenían más de un abusador al mismo tiempo.

Entre ellas se señaló la parroquia de St. Mark en Catonsville (al suroeste del condado de Baltimore, en el referido estado), que según el informe tuvo 11 abusadores viviendo y trabajando allí entre 1964 y 2004.

El texto catalogó como pasmosos “el alto número de abusadores y de víctimas, la depravación de la conducta de los abusadores y la frecuencia con la cual a los abusadores se les dio la oportunidad de seguir acosando a los niños”.

Según el reporte, “la abrumadora extensión del abuso mismo revela la culpabilidad de la jerarquía de la Iglesia”. Al presentarlo públicamente, Brown explicó que la investigación se extiende a los “esfuerzos de los dirigentes de la Iglesia Católica para ocultar y encubrir ese abuso sexual, con cientos de miles de documentos que datan de la década de 1940 y fueron presentados por la Arquidiócesis”.

Al respecto, señala que esta no informó a las autoridades de muchas denuncias de abuso sexual de las que tuvo conocimiento, no realizó investigaciones adecuadas, no retiró a los abusadores del servicio ni restringió su acceso a los menores de edad.

En contraste, señaló que la jerarquía católica “hizo todo lo posible para mantener el abuso en secreto” y reconoció que “si bien la Arquidiócesis informó de una gran cantidad de denuncias a la Policía, especialmente en los últimos años, durante décadas trabajó para garantizar que los perpetradores no se enfrentaran a la justicia”.

El informe dado a conocer por la Procuradoría de Maryland es resultado de cuatro años de investigación sobre incidentes de abusos sexuales contra menores de edad ocurridos entre 1940 y 2002. Además de consultar una cifra superior a las 100.000 páginas de documentos, el equipo investigador se entrevistó con cientos de víctimas y testigos.

Fuente: Telesur

Autor