Gobierno asegura que no adeuda recursos del impuesto a los hidrocarburos a la Gobernación de Santa Cruz

El Ministerio de Economía y Finanzas Públicas aclaró que el Gobierno central no adeuda recursos del Impuesto Especial a los Hidrocarburos y sus Derivados (IEHD) a la Gobernación de Santa Cruz y desmintió declaraciones del presidente de la Asamblea Departamental cruceña, Zvonko Matkovic River.

Mediante un reporte, esa cartera de Estado recordó que las transferencias del IEHD a las gobernaciones se efectúan de forma automática a través del Banco Central de Bolivia (BCB) a las cuentas corrientes fiscales de los beneficiarios.

Esta distribución de recursos del IEHD se realiza conforme a la Disposición Transitoria Octava de la Ley Nº 031 Marco de Autonomías y Descentralización Andrés Ibáñez y normativa vigente.

Asimismo, según el Artículo 115 de la Ley N° 031, las transferencias programadas y estimadas de los ingresos nacionales para las Entidades Territoriales Autónomas (ETA), sean municipios o gobernaciones, en el Presupuesto General del Estado (PGE), no constituyen compromisos, obligaciones o deudas por parte del Tesoro General de la Nación (TGN), debiendo los desembolsos sujetarse a la recaudación efectiva.

En este sentido, los importes de recursos proyectados tienen carácter indicativo, por cuanto su recaudación puede ser menor o mayor durante la gestión fiscal, de acuerdo al desempeño de la actividad económica del país.

“Por tanto, el Ministerio de Economía desmiente las declaraciones formuladas por el presidente de la Asamblea Departamental de Santa Cruz, Zvonko Matkovic Rivera, quien declaró sobre una supuesta deuda del Estado con la Gobernación de Santa Cruz por el IEHD”, señaló Economía.

Aclaró también que, con el propósito de evitar perjuicios en la ejecución de programas, actividades y proyectos definidos en el presupuesto del Gobierno Autónomo Departamental de Santa Cruz, corresponde a sus autoridades la priorización y reasignación de recursos, considerando que a la fecha tiene más de Bs 538 millones en sus cuentas corrientes fiscales.

Oxígeno

Autor