Investigan a una fisioterapeuta por abuso sexual y de corromper a menores de un club deportivo

Una fisioterapeuta es investigada por los delitos de abuso sexual y corrupción de menores de edad, hecho que habría cometido en contra de varios adolescentes del club deportivo Bolívar en Santa Cruz. Las víctimas no solo habrían recibido toques impúdicos, sino también recibían videos e imágenes pornográficas y sugerentes.

Tres fueron los adolescentes de 14 y 15 años los que terminaron denunciando las agresiones, incluso confesaron en sus entrevistas sicológicas que las víctimas eras más, pero que por temor no delataban lo sucedido.

La mujer fue denunciada y los padres de las víctimas presentaron los celulares con los mensajes que recibían de la fisioterapeuta, como prueba, los mismos que fueron valorados por el Ministerio Público, quien procedió a la aprehensión de la fisioterapeuta.

La mujer, que está en el último año de graduarse como fisioterapeuta, fue puesta ante un juez cautelar; sin embargo, pese a la solicitud de detención preventiva en la cárcel de Palmasola planteada por el Ministerio Público, la Justicia determinó dar detención domiciliaria para la investigada, y se defenderá en liberad.

El fiscal de la unidad de Trata y Tráfico de Personas, Daniel Lobo, indicó que, apelaron a la resolución de detención domiciliaria, por lo que exigirán en una Sala del Tribunal que se revoque la medida y que se dicte la medida extrema de privación de libertad en la cárcel.

«La fisioterapeuta estaba trabajando desde enero de este año en la juvenil del club deportivo, brindaba servicios a los adolescentes cuando tenían distensión, dolores musculares y demás incidentes durante sus prácticas, pero la mujer enviaba mensajes de tinte pornográficos, de sus zonas íntimas y cuerpos desnudos con actos sexuales a los menores de edad», explicó el fiscal.

El Ministerio Público busca revertir la detención domiciliaria, tomando en cuenta que la mujer tiene contacto y cercanía con los miembros, menores de edad y familiares del club deportivo, y la intención de la detención es que ésta sea alejada de ese círculo y las investigaciones continúen.

«Vamos a seguir con el proceso, las víctimas señalan que ya no querían concurrir con ella por vergüenza e incluso hasta miedo decían tenerle», dijo.

El fiscal cuestiona que, no por el hecho de ser mujer puede cometer actos ilícitos, hecho que refuta la determinación de la Justicia ya que bajo esa perspectiva no puede ser absuelta de pena y culpa de un delito por el cual la fisioterapeuta es acusada con probabilidad de autoría.

Fuente: El Deber

Autor