Movimientos populares de América Latina se solidarizan con la Revolución Bolivariana

Movimientos sociales y populares de América Latina apretaron filas este domingo en defensa de la Revolución Bolivariana y el Gobierno del presidente Nicolás Maduro, al destacar que manifiesta una auténtica vocación democrática y promueve una participación protagónica y efectiva,  por lo cual su defensa deviene tarea de primer orden para construir un continente justo, libre y soberano.

A través de un comunicado, la Articulación Continental de Movimientos Sociales y Populares hacia el ALBA proclamó su «irrestricta solidaridad y compromiso con la Revolución Bolivariana y el gobierno del presidente Nicolás Maduro».

Recordó que en Venezuela «el pueblo no solo elige a sus gobernantes, sino que construye los planes de gobierno y sus aportes son fundamentales para la construcción y profundización del proceso vivo de la revolución. En este contexto, entendemos que la declaración del compañero Pepe Mujica es contradictoria con la realidad y por lo tanto equivocada».

Significó que la nación suramericana manifiesta una profunda vocación democrática, como confirma su voluntad de profundizar el diálogo político con la oposición y desarrollar en un clima de paz y estabilidad sus próximas elecciones. Denunció que ello es boicoteado por el imperialismo estadounidense.

Consideró a la Revolución Bolivariana «ejemplo de democracia participativa y protagónica», con un pueblo que ha mostrado su decisión soberana de seguir levantando las banderas de la revolución antiimperialista, el socialismo y avanzar hacia la integración de los pueblos que luchan contra el capitalismo.

«Nuestra construcción cotidiana del internacionalismo proletario viene de los días de la batalla contra el ALCA, la que tiene la impronta y la contribución del Comandante Chávez y que sigue con compromiso inclaudicable el compañero Maduro. Es fundamental que para avanzar hacia un proceso de unidad identifiquemos con claridad quiénes son nuestros enemigos. Nuestra orientación no puede tener grises en los embates contra el imperialismo», expresó el documento.

Con similar determinación, la Red Bolivariana de Mujeres Parlamentarias de la República Bolivariana de Venezuela rechazó las declaraciones de Mujica. Consideró que atentan contra el Gobierno venezolano al tildarlo de «autoritario» y «dictadura».

Desde la Red valoraron que opiniones ofrecidas por el exmandatario uruguayo sobre declaraciones de la vicepresidenta venezolana Delcy Rodríguez Gómez -las cuales denunciaban el actual estrechamiento de nexos entre Uruguay y los EE.UU.- son misóginas, retrógradas, profundamente imperiales, además de que se hacen cómplices «de la política más dañina que ha podido conocer la humanidad en el siglo XX y XXI, la que atenta contra la soberanía y lesiona la dignidad de los pueblos».

«Apostaremos y seguiremos levantándonos por la paz como lo ha construido el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolas Maduro Moros, a nivel nacional e internacional, defendiendo los derechos de las venezolanas y los venezolanos e insistiendo en la denuncia de los ataques injerencistas contra la democracia del país y de intentos de soslayar la dignidad de nuestro pueblo», manifestó la Red.

Por su parte, las organizaciones que integran el Frente Federal La Patriada, en Argentina, manifestaron su «más contundente apoyo a la Revolución bolivariana, su gobierno y al presidente Nicolás Maduro» ante las referidas declaraciones.

En su mensaje de apoyo, los movimientos populares argentinos destacaron que la Revolución Bolivariana y el liderazgo que ha asumido el compañero Nicolás Maduro resultan fundamentales «para fortalecer nuestra trinchera de lucha antiimperialista en el continente», así como  «consolidar el proceso de integración de los pueblos hacia el fortalecimiento de proyectos soberanos donde la democracia popular y protagónica (…) sean la columna vertebral de la emancipación de Nuestra América».

La Patriada recalcó que «la defensa de Venezuela y su incansable lucha por alcanzar el socialismo XXI son innegociables».

Fuente: TeleSUR

Autor