Apuñalan en prisión a Larry Nassar, el médico condenado por abusar sexualmente de las gimnastas del equipo nacional de Estados Unidos

El antiguo médico del equipo nacional de gimnasia de Estados Unidos, Larry Nassar, recibió este domingo múltiples puñaladas en una prisión de Florida durante una pelea con otro recluso, según informó la cadena CBS News, socia de la BBC.

Nassar, de 59 años, fue condenado en 2018 a 175 años de cárcel por abusar de varias gimnastas.

Según la prensa local, Nassar se mantiene en condición estable en un hospital después del ataque del domingo.

Sufrió un colapso pulmonar tras ser apuñalado dos veces en el cuello, otras dos en la espalda y seis en el pecho, según informaron a la cadena NBC fuentes de la prisión.

En una declaración a la BBC, la Oficina Federal de Prisiones dijo que un recluso había sido agredido a las 14:35 EST (18:35 GMT) del domingo en la Penitenciaría Coleman en Florida, donde cumple su condena el médico caído en desgracia.

«El personal de respuesta tomó medidas inmediatas para salvarle la vida”, dijo la oficina, y el recluso fue trasladado a un hospital local «para recibir tratamiento y evaluación». Se ha abierto una investigación interna.

Ni el personal de la prisión ni otros reclusos resultaron heridos en el incidente.

Nassar admitió haber agredido sexualmente a atletas mientras trabajaba para el programa USA Gymnastics y la Universidad Estatal de Michigan, donde tenía una clínica.

El médico -que ha estado cumpliendo condena en una prisión federal de Florida- también se declaró culpable de poseer pornografía infantil.

Más de 330 mujeres y niñas de USA Gymnastics y la Universidad Estatal de Michigan han acusado a Nassar de abuso sexual.

Las medallistas de oro en los Juegos Olímpicos Simone Biles, Aly Raisman y McKayla Maroney testificaron haber sufrido los abusos de Nassar.

Algunas atletas dijeron que habían denunciado los abusos ante adultos, incluidos entrenadores y médicos, pero que sus denuncias fueron desestimadas.

Una investigación publicada en 2021 sobre la gestión que hizo el FBI del escándalo concluyó que el organismo cometió una serie de errores, entre ellos retrasos y encubrimientos, que permitieron que los abusos de Nassar continuaran durante varios meses más después de que se abriera el caso por primera vez.

El propio organismo de control interno del FBI descubrió que la institución hizo caso omiso de las denuncias sobre Nassar y cometió errores tempranamente en la investigación.

Varias mujeres que fueron agredidas sexualmente por Nassar -entre ellas Raisman, Biles y Maroney- demandaron al FBI por US$1.000 millones por no haber gestionado adecuadamente denuncias creíbles de agresión sexual.

USA Gymnastics aceptó pagar US$380 millones a las víctimas de Nassar, mientras que la Universidad Estatal de Michigan llegó a un acuerdo de US$500 millones con las víctimas.

BBC

Autor