Argentina festeja 60 años de «Rayuela» buscando lectores que se animen a jugar con la obra

Argentina celebró este miércoles los 60 años de «Rayuela», la obra cumbre del escritor Julio Cortázar, que redefinió la literatura hispanoamericana y cambió la forma de sumergirse en los libros, en busca de una nueva generación de lectores con un recital público en la Biblioteca Nacional de Buenos Aires.

La efeméride reunió durante esta semana a varios escritores para reflexionar sobre la vigencia de esta obra, publicada en 1963, que en la jornada de su aniversario fue el centro de una lectura en voz alta por parte del público más joven.

Es considerada uno de los textos más rupturistas y originales de la segunda mitad del siglo XX y pasó a la historia al proponer distintos tipos de «juegos» con lectores activos, ya que quien lo lee puede crear una estructura propia, lenguaje y hasta construcción lúdica sin que el «cuento» pierda sentido.

«Es un texto que vende 10.000 ejemplares por año a 60 años de su publicación, claramente su vigencia está fuera de discusión», dijo a EFE la periodista Mariana Iglesias, especialista en Cortázar.

Aquel que se anime a «jugar» con «Rayuela» podrá encontrar temas como el amor, las artes y la música bajo un estilo propio, mientras indaga en la relación «existencialista» de un intelectual Horacio Oliveira y La Maga.

«A su manera, este libro es muchos libros, pero sobre todo es dos libros», solía decir Cortázar sobre su obra, debido a que rompió el molde mediante un nuevo pacto de lectura. Se puede leer de principio a fin, saltando capítulos -según un tablero de dirección- o en «el orden que el lector desee».

«Cortázar nos propone ser activos y decidir el camino a través de sus personajes, de los espacios, la música y las artes; por eso es un libro infinito», agregó Iglesias.

Agencias

Autor