Bolivia apunta, con CATL, proveer baterías de litio a principales automotrices del mundo

El Gobierno de Bolivia apuesta a proveer baterías de litio a las principales automotrices del mundo luego del acuerdo firmado con la firma china Contemporary Amperex Technology Co. Limited (CATL), la principal comercializadora de este insumo para vehículos eléctricos.

El viceministro de Energías Alternativa, Álvaro Arnez destacó en La Razón Radio la firma del acuerdo entre Bolivia y CATL porque provee de baterías de litio a las compañías de Tesla, Toyota y Mercedes, entre otras.

“Ése es el objetivo final de la industrialización del litio: obtener estas baterías, de tal manera que se abastezca a estas empresas grandes de producción de vehículos”, sostuvo.

De acuerdo con la publicación de hibridosyelectricos.com, la compañía china firmó acuerdos con la mayoría de los fabricantes de coches eléctricos en el mundo, tales como Tesla, Volkswagen, Mercedes-Benz o NIO. También con Toyota e incluso con la estadounidense Ford.

Acuerdo

El sábado, el presidente Luis Arce se reunió con ejecutivos de la empresa china CATL para ratificar la inversión comprometida y, al mismo tiempo, evaluar los avances de los proyectos para la construcción de dos plantas de Extracción Directa del Litio (EDL), una en el salar de Coipasa y otra en el de Uyuni, cada una con capacidad de 25.000 toneladas de carbonato de litio por año.

En el encuentro se anunció una inversión de $us 1.400 millones para el emplazamiento de las dos factorías con tecnología EDL. El inicio de la construcción de ambas plantas está anunciado para el próximo semestre; sin embargo, se adelantó que, si todo sale bien, las obras podrían comenzar en julio.

No obstante, Arnez aseguró que Bolivia debe avanzar mucho más en la industrialización del litio, desde la producción de carbonato hasta llegar a la fabricación de cátodos y baterías, pero ese proceso se lo realizará de forma paulatina.

“También tenemos inversiones que estamos planificando para la producción de cátodos que es el eslabón inmediato después de la obtención de carbonato de litio, entonces, es algo que se genera de manera paulatina”, indicó.

Industria

Aseguró que para llegar a la obtención de cátodos y baterías se lo hará a través de la química básica, industria que ya se construye en el departamento de Potosí, con una inversión de Bs 3.409 millones.

El proyecto contempla la construcción de cuatro plantas industriales en la comunidad Kulla, del municipio de Uyuni, para la elaboración de ácido sulfúrico, hidróxido de sodio, ácido clorhídrico, hidróxido de calcio, carbonato de sodio e hipoclorito de sodio, cloruro de calcio y bicarbonato de sodio, que serán usados por grandes, medianas y pequeñas empresas nacionales.

“La química básica va a colaborar mucho en lo que son los químicos que se necesitan para el hito final que es la batería y con CATL, que ya tiene los vínculos financieros y tecnológicos con estos productores de vehículos, creo que es la mejor forma de dar certidumbre para llegar a ese hito”, dijo.

Recordó que actualmente Bolivia, a través de la estatal Yacimientos de Litio Bolivianos (YLB), produce baterías, pero a nivel piloto. Pero lo que se buscará la obtención de baterías LFP (Fosfato de Hierro y Litio) Y NCM (Níquel, Cobalto y manganeso) utilizadas en sistemas eléctricos y de electromovilidad.

“Ya YLB cuenta con el know-how (saber hacer) en la actualidad, producimos a nivel piloto, pero necesitamos escalarlo a nivel Industrial”, apuntó.

Antes de llegar a ese nivel, Bolivia trabajará en la producción de carbonato de litio de los salares de Uyuni y Pastos Grandes, Potosí, y de Coipasa, Oruro.

De acuerdo con los estudios, Bolivia posee 21 millones de toneladas de litio en el salar de Uyuni. En los siguientes días se hará conocer los resultados de la cuantificación en Coipasa y Pastos Grandes; se prevé que duplicará la cifra actual.

La Razón

Autor