De las Antillas a Versalles, la llama olímpica completará su ‘Tour de Francia’

El Monte Saint-Michel, las islas antillanas de Martinica o Guadalupe, el palacio de Versalles o las principales ciudades del país: durante más de dos meses. A partir del 8 de mayo de 2024, la llama olímpica atravesará 400 localidades y 64 territorios franceses, un plan de viaje desvelado este viernes.

El recorrido ya es oficial: No todos los departamentos o territorios franceses han respondido a la llamada, en parte por el coste estimado excesivo por algunos responsables públicos. Pero el fuego olímpico, que se encenderá el 16 de abril en Grecia, tendrá un viaje muy completo en su particular ‘Tour de Francia’.

Desde que se encienda en Olimpia, la antorcha olímpica tendrá nueve días de relevos en Grecia, antes de ser trasladada en barco por el Mediterráneo hasta Francia.

La embarcación elegida es el mítico Belem, que llegará a Marsella el 8 de mayo, día del inicio del recorrido hasta su llegada a París el 26 de julio. El lugar del encendido a modo de pebetero no ha sido oficialmente anunciado. La hipótesis de la Torre Eiffel, varias veces citada, no fue confirmada en mayo por el presidente del Comité de Organización (COJO), Tony Estanguet.

«Lugares icónicos»

De los 64 territorios franceses del trazado, 5 son de ultramar y de los 400 pueblos y ciudades, 65 servirán de ‘final de etapa’. Habrá actos de acompañamiento como conciertos o eventos deportivos. El recorrido no será lineal.

La llama olímpica, con medidas de protección casi dignas de un jefe de Estado, estará acompañada por una caravana compuesta por una serie de patrocinadores. Y como ocurre por ejemplo con el Tour de Francia, la prueba ciclista más prestigiosa del mundo, se visitarán lugares emblemáticos del país.

Después de llegar a Marsella viajará a varias ciudades del sur como Toulon, Montpellier, Carcasona o Toulouse, antes de ir hacia el oeste, a la Dordoña, Charente y Vendée.

El fuego olímpico, después de pasar por el Monte Saint-Michel, en Normandía, llegará al extremo de Bretaña, para tomar un barco en Brest: a bordo del «Relais des Océans», el trimarán Maxi Banque Populaire XI capitaneado por Armel Le Cleac’h, viajará hacia las Antillas para pasar allí nueve días, antes de volver a la Francia continental.

En ese regreso se recorrerá sobre todo la parte este de Francia, del sur hacia el norte, para terminar en la región de París, donde entre otros lugares se visitará el palacio de Versalles.

«Lugares icónicos», resumen los organizadores de París-2024. En lo referente a los relevistas, cuyo proceso de selección sigue en curso, serán unos 10.000. Cada uno llevará la llama durante unos 4 minutos, en una distancia de 200 metros.

Un tercio de los portadores de la llama serán seleccionados por el Comité de Organización y el movimiento deportivo. Otro tercio por los patrocinadores del recorrido de la llama BPCE (banca y seguros) y Coca-Cola. Y otra tercera parte por otros colaboradores de los Juegos Olímpicos. También una pequeña parte por los territorios que acogen el recorrido.

Alta seguridad para la llama olímpica

La llama olímpica no visitaba Francia desde 2008, cuando estuvo en París en una jornada convulsa.

El paso de la antorcha por la capital se vio marcado por incidentes ligados a protestas por el Tíbet, ya que la edición de ese año tenía lugar en Pekín. Numerosos simpatizantes de la causa tibetana acudieron a protestar al paso de la antorcha.

«Es verdad que ese momento marcó, sobre todo en lo referente a la seguridad de la llama», recuerda una fuente próxima a los organizadores de París-2024. Y la seguridad es precisamente una prioridad.

Los servicios del Estado francés son responsables de ello y se toman el asunto «muy en serio», según los organizadores de París-2024. Ya que existen amenazas de protestas, especialmente en el marco del clima social tenso que se vive en Francia por la reciente reforma de las pensiones.

Sin querer dar detalles del dispositivo, el COJO asegura que la llama estará protegida por «una burbuja itinerante de seguridad».

Unas 40 personas del colectivo ‘Saccage 2024’ (saqueo) se manifestaron este viernes cerca de La Sorbona, en el centro de París. Donde se presentó el recorrido, para denunciar la organización de los Juegos.

«Es la ocasión para nosotros de mostrar que la idea de la llama olímpica es ridícula y reaccionaria», declaró Frederic Viale, uno de los miembros del colectivo.

Fuente: La Razón

Autor