La IA ayuda a descubrir cuatro nuevos geoglifos en las Líneas de Nazca en Perú

Un grupo de investigadores de instituciones científicas japonesas reveló el descubrimiento de cuatro nuevo geoglifos en la zona norte de la Pampa de Nazca, en Perú, mediante la utilización de un sistema de detección de objetos basado en el aprendizaje profundo, informó la Universidad de Yamagata.

Las figuras identificadas representan un humanoide que sostiene un garrote con la mano derecha y mide alrededor de 5 metros de longitud, así como un par de piernas de 78 metros, un pez de 19 metros y un ave de 17 metros.

El geoglifo humanoide había sido reportado por los especialistas en 2019. No obstante, las fotografías e ilustraciones correspondientes a las otras tres figuras decorativas se publicaron recientemente en la revista Journal of Archaeological Science. Hasta el año pasado se habían contabilizado alrededor de 358 geoglifos, incluidos estos cuatro últimos.

La inteligencia artificial al servicio de la arqueología

Desde 2004, la Universidad de Yamagata se ha dedicado a investigar el desierto de Nazca, que tiene una extensión de 390 kilómetros cuadrados, en la búsqueda de nuevos geoglifos. Para lograr este fin, se han empleado imágenes satelitales, fotografías provenientes de aviones y drones y escaneo láser aéreo.

En 2016 se obtuvieron fotografías aéreas en alta resolución que cubren un área extensa de la famosa pampa peruana. No obstante, localizar geoglifos empleando estas imágenes con los métodos tradicionales representa un desafío, puesto que se requiere una cantidad considerable de tiempo para buscarlos.

Anteriormente, los investigadores habían tardado cinco años en identificar y mapear no solo geoglifos figurativos, sino también lineales y geométricos a partir de los datos satelitales de la región de Nazca. Más adelante se introdujo un modelo de aprendizaje profundo para examinar dichas fotografías aéreas. Para construir este modelo, se usaron 21 geoglifos figurativos descubiertos antes de 2018, los cuales representaban animales dibujados en las zonas planas de la Pampa de Nazca.

El profesor Masato Sakai, citado este lunes por LiveScience, comentó que cualquier geoglifo conocido está formado por una decena de elementos, tales como una cabeza, un torso o una pierna, por lo que el sistema de aprendizaje profundo pudo encontrar solo partes de geoglifos. Con la utilización de esta tecnología, se identificaron posibles figuras 21 veces más rápido que a simple vista.

Los científicos precisaron que están colaborando con el Centro de Investigación Thomas J. Watson de IBM (EE.UU.) para realizar una investigación de búsqueda de geoglifos, basada en inteligencia artificial (IA), a gran escala en toda la Pampa de Nazca. Asimismo, detallaron que planean trabajar con el Ministerio de Cultura del Perú para llevar a cabo actividades de protección de los geoglifos descubiertos a través de la IA.

RT

Autor