Ministra de Culturas analiza apelar sentencia contra Rómulo Calvo 

La sentencia de dos años de cárcel en contra del expresidente del Comité pro Santa Cruz, Rómulo Calvo, por el ultraje a la wiphala, podría ser apelada, anunció la ministra de Culturas, Sabina Orellana, quien lo consideró un “inquilino” del país.

La autoridad de Estado expresó su disconformidad por lo determinado en la justicia de la capital cruceña e informó que esa situación será discutida, debatida y “si es necesario” será apelada por el equipo jurídico para que sean cinco años de reclusión.

El Juzgado Primero de Sentencia en lo Penal determinó este martes una condena de dos años de cárcel para el excívico cruceño por lo ocurrido el 24 de septiembre de 2021, cuando la wiphala fue retirada de uno de los mástiles de la plaza principal de la capital cruceña durante los actos por la efeméride departamental.

“Si usted se cree dueño de Santa Cruz, usted además, no es indígena, es nuestro inquilino y como inquilino, señor (Rómulo) Calvo, tiene que saber respetar al Estado boliviano y tiene que saber respetar a sus autoridades. Tienes que todavía responder por muchos delitos”, sostuvo.

El director general de Lucha Contra el Racismo, Ivar Villarroel, dijo que la sentencia sienta un precedente en el país porque se constituye en la primera ocasión que se concluye un proceso por el ultraje a un símbolo patrio como es la whipala.

Tras concluir la audiencia, Calvo aseguró que ese día no se encontraba en el momento que ocurrió el hecho y consideró injusto el proceso en su contra que solo busca “callar las voces de los que piensan  diferente” al Gobierno.

Ratificó además que la wiphala “no lo representa”. 

Erbol

Autor