‘No me falta nada por conseguir’, afirma un Messi que deja París con la decepción de la Champions

En sus dos años en París quedó la espina clavada de no haber podido ofrecer al club francés el sueño de ganar la Liga de Campeones.

Leo Messi, que deja el PSG tras dos temporadas, para irse al Inter de Miami, afirmó en una entrevista a la cadena beIN Sports, difundida este domingo en Francia, que «lo conseguí todo» como futbolista, añadiendo que no lograr la Champions con el conjunto galo «fueron grandes decepciones».

El astro argentino, que acaba de cumplir 36 años, destaca que su vida diaria no ha cambiado tras ganar el Mundial.

«La verdad que no cambió absolutamente nada. Lo único que puedo decir es que soy, que somos, campeones del mundo, y que no me falta nada por conseguir, que lo conseguí todo», afirma.

En sus dos años en París quedó la espina clavada de no haber podido ofrecer al club francés el sueño de ganar la Liga de Campeones, que Messi logró en cuatro ocasiones con el Barcelona.

«Uno de los grandes objetivos era la Champions y los dos años la verdad que no lo pudimos hacer. Creo que fueron grandes decepciones, pero creo que hay darle importancia a las ligas que se ganan también, más allá de que lo que quiere el club es una Champions», afirma.

Tras un gran recibimiento en 2021 cuando llegó a París, esta temporada, tras volver del Mundial y de que el equipo francés fuera eliminado en octavos de Champions, se tradujo en algunos abucheos de aficionados del PSG contra el astro argentino.

«Desde el principio fue algo muy lindo. Después, la gente empezó a tratarme diferente. Una parte del público de París. La gran mayoría me sigue viendo y tratando como al inicio. Pero sí que hubo un quiebre con gran parte de la afición del París, el cual no fue mi intención ni mucho menos (…). Pero me quedo con toda la gente que sí me respetó, como yo siempre respeté a todo el mundo desde que llegué y nada más. Es una anécdota», explica Messi.

«Fue una adaptación muy difícil (a París), mucho más de lo que esperaba, más allá de que tenía gente conocida dentro del vestuario. Fue difícil la adaptación, al no tener pretemporada, adaptarme al nuevo club, a una nueva manera de jugar, a nuevos compañeros, a la ciudad a la que fue muy difícil en principio adaptarme para mí y para toda mi familia», añade.

Mundial de Catar

Messi rememora en la entrevista la campaña mundialista el pasado diciembre en Catar, ganada con Argentina.

«Es la copa más linda de todas y la más especial también. Un Mundial es diferente a todo, por cómo se vive, dada la resonancia a nivel mundial. Cada país lo vive a su manera. Y cómo lo vive Argentina es una locura hermosa y eso hace que sea tan especial. Es un mes donde se paraliza el país y todo pasa por los partidos del Mundial», señala.

«Sabíamos que éramos uno de los candidatos, pero que un Mundial es muy difícil. Se tienen que dar muchísimas cosas. No sé si nos creíamos campeones, pero sí que éramos unos serios candidatos, como también había otras selecciones. El grupo a nivel de confianza estaba muy bien e íbamos con la intención de conseguir el objetivo», dice en la entrevista.

La competición empezó mal, con una derrota ante Arabia Saudita en el primer partido.

«Empezarlo de esa manera fue una de las claves. Fue un golpe durísimo para nosotros. A partir de ahí empezamos a pensar y a jugar de otra manera. Sabíamos que no podíamos tener más errores y que cualquier error nos podía dejar fuera de la competición. Fue uno de los momentos difíciles para nosotros. La victoria sobre México hizo que volviéramos a depender de nosotros mismos y a volver a jugar con la tranquilidad con la que lo habíamos hecho hasta el primer partido del Mundial», explica.

«Viéndolo, con todo lo que pasó, si bien fue un golpe duro en ese momento, creo que fue un golpe en un momento indicado para nosotros y que al final nos vino bien», añade.

«Había mucha gente aparte de mis compañeros que estaban muy contentos y tenían mucha ilusión porque yo sea campeón del mundo. Creo que había muchos fanáticos del fútbol, más allá de que iban con sus selecciones, que querían que Argentina sea campeón en parte por mí también. Y para mí fue algo extraordinario que la gente lo viva de esa manera y que tenga las ganas de verme campeón del mundo. Gracias a Dios se dio», indica.

Logros individuales de Messi

En la entrevista, se le recuerda a Messi que lleva 496 goles en su carrera en ligas.

«A esta altura de mi carrera no me fijo en esas cosas, me fijo en lo que va a quedar, en lo que pude llegar a conseguir tanto con la selección argentina como a nivel de clubes. Tuve la suerte de ganar títulos importantes como la Champions, el Mundial de Clubes, ligas, copas. Tuve la suerte de ganarlo todo y eso es realmente lo que va a quedar al final de mi carrera. Está eso también, los récords o goles, pero eso es secundario, más allá de que son lindos reconocimientos», afirma.

«Haber conseguido los objetivos con Argentina y a nivel individual, a nivel grupal, es ir cerrando una carrera extraordinaria», concluye.

Fuente: La Razón

Autor