YPFB retoma operación en Mamoré I y Surubí con el desafío de incrementar la producción de líquidos

YPFB retomará, a partir del 1 de julio del año en curso, la operación de las áreas Mamoré I y Surubí, ubicadas en el municipio de Entre Ríos del departamento de Cochabamba, con el desafío de mantener y generar una producción mayor a la actual, que es de 1.050 barriles de crudo por día. Estas áreas fueron operadas por Repsol E&P Bolivia S.A. y ahora pasarán a ser administradas por la estatal petrolera.

“Estamos trabajando el Plan de Reactivación del Upstream en campos maduros y éste es un ejemplo. Además de mantener la producción, tenemos el desafío de incrementarla hasta en un 20% tras la transferencia operativa”, indicó Armin Dorgathen, presidente ejecutivo de YPFB.

Según un reporte de YPFB, el área Surubí contempla tres campos, que son el Paloma, Surubí y Surubí Bloque Bajo. Mientras que el área Mamoré tiene un campo denominado Surubí Noroeste. La máxima producción del área Surubí se registró en el año 1998, alcanzando unos 14.000 barriles por día (BPD). Mientras que el área Mamoré obtuvo su máxima producción en 2004, con unos 4.000 barriles por día (BPD).

Además, en las instalaciones de Surubí y Paloma se encuentran los tanques de almacenamiento principal del bloque. Estos hacen posible que el campo Paloma cuente con una capacidad de almacenamiento de petróleo de hasta 24.000 BPD, mientras que por su parte el campo Surubí tiene una capacidad de almacenamiento de petróleo de hasta 23.000 BPD.

“YPFB va a operar el 80% de la producción de líquidos a nivel nacional y éste es el hecho más relevante porque incentivará e incrementará la producción de los mismos en el país con el objetivo de que ese petróleo sea refinado en Bolivia para una producción de diésel que permita reducir las importaciones”, señaló Dorgathen.

Historia

De acuerdo con YPFB, Repsol E&P Bolivia S.A. es una representación de la multinacional energética española Repsol S.A., la cual tiene presencia en diferentes campos en el país y ha venido operando estas áreas, en el marco de los contratos de operación, desde el 2 de mayo de 2007, el mismo que le permitía ejecutar las operaciones petroleras al 100% en dichos campos por un plazo de 22 años, cuya fecha de culminación estaba prevista para 2029.

Sin embargo, el 10 de noviembre de 2022, en aplicación de la cláusula 7.16 del Contrato de Operación suscrito entre las partes, la empresa Repsol E&P Bolivia S.A. notificó formalmente a YPFB respecto a su intención de realizar la renuncia a la totalidad del área de explotación Surubí – Contrato de Operación área Surubí, campos Paloma, Surubí y Surubí bloque bajo y área de explotación Mamoré – Contrato de Operación área Mamoré I y campo Surubí Noroeste.

“Repsol E&P Bolivia S.A. realizará operaciones de abandono en los pozos e instalaciones en las áreas de operación citadas. Además, durante el primer año desde la transferencia operativa, YPFB desarrollará un estudio de oportunidades, mientras se evalúa el campo y su comportamiento. A nivel de costo operativo y de mantenimiento, se contratará a la subsidiaria YPFB Andina para que ejecute y garantice la continuidad operativa en los campos de estas áreas”, indicó el ejecutivo de la estatal petrolera.

Fuente: ABI

Autor