Evo hace notar que el gobierno de Perú lo persigue políticamente “para no responder por sus crímenes de lesa humanidad”

El jefe nacional del Movimiento al Socialismo (MAS) y expresidente del Estado boliviano, Evo Morales, a través de su cuenta de Twitter, se refirió a la causa penal que se le sigue en Puno (Perú) y aseguró que es “perseguido político” del Gobierno de ese país, que busca “no responder por sus crímenes de lesa humanidad”.

“Somos herederos de las luchas históricas de nuestros antepasados. Nunca nos vamos a rendir ni callar ante la violencia y abusos de un gobierno ilegítimo que para no responder por sus crímenes de lesa humanidad contra el hermano pueblo peruano nos persigue políticamente”, señaló Morales.

El expresidente boliviano, en ese sentido, afirmó que “gracias a medios y periodistas” confirmó que “el plan de la derecha peruana y boliviana” es detenerlo tal y como lo hicieron, dijo, con el exmandatario del vecino país, Pedro Castillo.

“Gracias a las publicaciones de algunos medios y periodistas que apoyaron e incluso fueron parte del gobierno de facto de Jeanine Añez, confirmamos que el plan de la derecha peruana y boliviana es detener a Evo, como detuvieron a Pedro Castillo. Persecución para ocultar masacres”, acotó Morales.

Evo Morales fue citado a declarar por la Fiscalía de Puno, primero el 14 de marzo y luego el 10 de mayo, pero el expresidente boliviano no asistió a ninguna de las convocatorias. Se prevé se haga una tercera citación y, en caso de no asistir, hsta se podría pedir su aprehensión en el vecino país.

Morales, en Perú, es investigado por el delito de “atentado contra la integridad nacional”. El caso es llevado adelante  por Efraín Mallea Claros, titular de la Segunda Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Puno.

Oxígeno

Autor