Vicepresidente destaca la importancia del primer curso de formación y especialización judicial en área agroambiental

El Vicepresidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Jilata David Choquehuanca Céspedes, participó en el acto de clausura y egreso del primer curso de formación y especialización judicial en el área agroambiental, que tuvo lugar en el Hall del Tribunal Supremo de Justicia en la ciudad de Sucre.

El Vicepresidente resaltó que los derechos no deben basarse en una adjudicación doctrinaria, sino en la garantía de no vulnerar la tríada de complementariedad, equilibrio y armonía que sustenta la gran matriz de vida. Hizo un llamado a reparar las vulneraciones a la vida, los derechos y la justicia, y felicitó a los flamantes graduados de la primera promoción en el área agroambiental de la Escuela de Jueces del Estado Plurinacional de Bolivia, destacando la importancia de su misión para defender los derechos de la Madre Tierra y garantizar un ambiente saludable y equilibrado, tal como lo establece la Constitución Política del Estado.

En sus palabras, el Vicepresidente señaló: «Vivimos tiempos de oscuridad, incertidumbre, crisis y caos. En el mundo, la justicia colonial se está desmoronando, y nuestra Madre Tierra está herida de muerte. Todo está en riesgo: nuestros ríos, el agua, nuestras montañas, nuestros animales; la vida misma está en peligro».

De ese modo, Choquehuanca expresó que el modelo de desarrollo occidental capitalista y las leyes hechas por el hombre han causado pobreza, injusticia y crisis en diversos ámbitos, por lo que destacó que es necesario despertar y comprender que la vida es el fundamento de todo, reconociendo la interdependencia entre todos los seres que habitan la Pachamama.

Para finalizar, el Vicepresidente expresó su satisfacción por el cumplimiento del principio constitucional de independencia del poder judicial, a través de la implementación de una verdadera carrera judicial basada en el mérito, la formación especializada y constante, la disciplina y la práctica forense.

Asimismo, celebró el papel de la Escuela de Jueces del Estado en la formación de jueces capacitados y comprometidos con la resolución de conflictos en base a los principios éticos y morales del Vivir Bien.

Autor