Arce dice que no guardará silencio ante intentos de sabotaje y ratifica que la Marcha al Norte continuará

El presidente Luis Arce advirtió este sábado que su gobierno no guardará silencio ante los intentos de sabotaje, por lo que continuarán trabajando de manera incansable, día a día, por construir un país con economía de base ancha y en ese marco aseguró que la Marcha al Norte con integración caminera y económica entre La Paz y Pando continuará.

Arce pronunció esas palabras durante la Sesión de Honor organizado por la Brigada Parlamentaria de La Paz en la Casa Grande del Pueblo, donde afirmó que ese proyecto de integración viene aparejado del proyecto de instalar 36 industrias en el departamento de La Paz, destinado a mejorar las condiciones de vida de los paceños de las provincias.

El mandatario aseguró que la marcha al norte se constituye una de las políticas fundamentales de su gobierno para el aprovechamiento de las capacidades y potenciales productivas del norte paceño y para la generación de mayores oportunidades para el desarrollo de la región, no solamente con la integración caminera, sino también con la industrialización de la producción de la región y el desarrollo de la agroindustria avícola paceña.

Explicó que esta medida primordial permitirá acercarse a la producción del llano paceño, regiones tan alejadas que serán integradas por medio de caminos, de servicios y de industria. “Implementaremos y consolidaremos las condiciones necesarias para el fortalecimiento local y de esta manera incidir en el desarrollo nacional”, afirmó.

Indicó que, en ese objetivo, la semana pasada tuvo avances contundentes con la entrega de 22 puentes desde San Buenaventura, Tumupasa hasta Ixiamas con una extensión de casi dos kilómetros que facilitan la conexión entre Rurrenabaque hasta Ixiamas. También el anhelo del norte paceño se hace realidad con la construcción de la carretera Escoma-Charazani cuyo tramo fue inaugurado esta semana, acotó.

Manifestó que como parte de las 36 plantas industriales que proyecta su gobierno, una se encuentra en Ixiamas, una región primordial de la conexión norte-sur que será la base de la planta de acopio, producción y almacenamiento de granos, tendrá silos y líneas beneficiadoras de arroz y maíz. Tiene una inversión de más de 126 millones de bolivianos y beneficiará a más de 460 familias de la región. Se tiene prevista su conclusión a mediados del siguiente año.

Agregó que, en el norte de La Paz, habrá una planta procesadora de extracción de aceite vegetal y aditivos de palma que procesará la fruta de palma y tendrá una producción de aceite crudo rojo, así como la producción de aceite de palmiste con 164 millones de boliviano y beneficiará a 1700 productores.

Precisó que la Marcha al Norte, no implica únicamente la conexión vial, sino que representa la generación de las condiciones para llevar adelante las actividades productivas a gran escala y para ello se implementará el programa de provisión de agua para las áreas productivas, así como para la implementación de riego tecnificado.

Remarcó que pondrá énfasis en la Marcha al Norte porque supone el mejoramiento de las condiciones de la población a través del acceso a diferentes servicios. “La conexión entre la ciudad de La Paz y el departamento de Pando es una necesidad imperiosa, y no descansaremos hasta conseguirla. Es una realidad que beneficiará al país entero”, aseguró.

“No vamos a claudicar, seguiremos avanzando; el espíritu aguerrido del ch’ukuta y la sangre combativa recorre nuestras venas. No guardaremos silencio a los intentos de desunirnos, ante el sabotaje y ante la injusticia, avivaremos el juego de nuestros corazones por Bolivia”, manifestó de manera enfática a tiempo de expresar su orgullo de haber nacido en la ciudad de La Paz.

Fuente: ERBOL

Autor