Acribillados en San Ignacio de Velasco tenían antecedentes por asesinato y narcotráfico

Un brasileño y un boliviano fueron acribillados en el municipio de San Ignacio de Velasco el domingo y el martes de Carnaval, víctimas que, según la Policía, registran antecedentes por delitos relacionados con narcotráfico y asesinato.

En el caso del brasileño, identificado como Leonardo Gómez dos Santos, se sabe que escapaba de las autoridades de Brasil, ya que en su contra existía una orden de captura. Gómez dos Santos estaba sindicado de cometer un asesinato. Tras enterarse de su muerte, sus familiares, que viven en Cáceres (Brasil), solicitaron información y fue así que el brasileño se encontraba en Bolivia con una identidad falsa.

«Se suscitó un hecho de sangre donde un súbdito brasileño pierde la vida producto de varios impactos de proyectil de arma de fuego, en total 15, de acuerdo con la autopsia médico legal. Se ha hecho una verificación del lugar o la residencia donde vivía en compañía de su familia, pero una vez producido el hecho, no se encontró absolutamente a nadie en el lugar. Presumimos que la familia, por temor, se retiró del domicilio», informó el comandante de la Policía en Santa Cruz, coronel Erick Holguín.

«Por las características fisonómicas, información biométrica, se establece de forma fehaciente que la identidad de este ciudadano sería otra. Sería un ciudadano brasileño buscado por delitos de asesinato en el territorio brasileño y tendría un orden de captura en su país. Esta información está siendo todavía evaluada para ver algunos otros nexos o algún vínculo con alguna facción relacionada con el tema de narcotráfico y pugnas de poder en el territorio brasileño», manifestó el jefe policial.

En cuando al segundo crimen, donde la víctima es un ciudadano boliviano identificado como Roberto Carlos Maturana, Holguín informó que se trata de una persona residente de San Matías, municipio fronterizo con Brasil, quien también era hermano de otro hombre que fue acribillado hace dos años (Rosauro Maturana).

«Recordarán que el año 2022, en una carnicería en San Matías, muere una persona de apellido Maturana, éste sería el hermano del hombre asesinado en San Ignacio de Velasco. No descartamos que ambos crímenes tengan relación, toda vez que la información que maneja la Fuerza Especial de Lucha contra el Crimen (Felcc), de forma preliminar, establece que este ciudadano (Maturana), no estuviese por la zona desde hace bastante tiempo, pero una vez que llega a San Ignacio, justo el día domingo, es victimado al momento de retirarse de una fiesta», explicó Holguín.

Otros familiares y allegados a ambas víctimas también corrieron la misma suerte, donde sicarios acabaron con la vida de sus objetivos dándolos de bajas con armas de fuego, por lo que una de las hipótesis de la institución verde olivo, es que se traten de hechos por pugnas de poder o ajustes de cuentas.

Por estos hechos, la Policía confirmó que en las últimas horas se aprehendió a cuatro personas, quienes son investigadas por posibles vínculos con ambos asesinatos. Además, se busca verificar si existen nexos en los dos crímenes o con otros hechos registrados en San Ignacio de Velasco u otros municipios fronterizos.

Fuente: El Deber

Autor