Antes de llegar al primer semestre del año, el país registra ya 45 feminicidios

Mediante asfixia, golpes, ataque con armas e incluso intoxicaciones, en lo que va del año 45 mujeres murieron víctimas de feminicidios en el país. La mayoría de ellas fueron asesinadas por sus convivientes, según el informe del Ministerio Público.

En el detalle por departamento de los datos de la Fiscalía, mediante el sistema informático “Justicia Libre”, se evidencia que Santa Cruz reporta, hasta el 27 de junio de este año, 14 casos; le siguen La Paz con 10, Cochabamba 7, Potosí 6, Tarija 3 y Beni 2, Oruro 1, Pando 1 y Chuquisaca 1.

Los casos de feminicidio en Bolivia en esta gestión son los más bajos de los últimos tres años. En 2020, también entre enero y el 27 de junio, se reportaban 59 de estos crímenes; 2021 se registraban 60; en 2022 se informó de 47 y este 2023 se tiene 45 víctimas.

FEMINICIDIOS

Una vez más, las investigaciones apuntan a que los hombres con quienes las víctimas convivían y confiaban fueron en su mayoría quienes terminaron por quitarles la vida. El informe de la Fiscalía detalla que en 17 de los casos los convivientes son los principales acusados de los feminicidios; le siguen los enamorados con 12; ninguna relación, seis; exconvivientes, cinco; esposos, tres, y sin determinar, dos.

“El trabajo investigativo del Ministerio Público en los 45 feminicidios, revela que como resultado se tiene al 95,55 % de los responsables del hecho identificados, quienes actualmente cumplen detención preventiva, aguardando la conclusión de la investigación o con sentencia condenatoria. Según el estado del proceso se tienen 10 sentencias con procedimiento abreviado, 27 en etapa preparatoria, 6 en etapa preliminar y 2 por extinción o muerte del autor”, informó el Ministerio Público, mediante una nota institucional.

Hasta ahora, la mayoría de las víctimas fueron asesinadas mediante la asfixia, con 12 casos, y golpe o trauma también con 12; por arma blanca con 13, por arma de fuego, cuatro; otros, tres, y uno por intoxicación por sustancia, señala el informe de la Fiscalía.

Detrás de cada número hay una hija, madre, hermana, a quienes se les arrebató la vida de forma violenta, rompiendo así sus sueños y metas. También, en muchos casos, hay niños que se quedaron sin su mamá. Las familias piden justicia como único consuelo.

La Razón

Autor