Bancos elevan la comisión por el retiro de efectivo en cajeros automáticos del exterior

Ante la escasez de dólares y su compra a un tipo de cambio paralelo, los bancos optaron por incrementar las comisiones por retiro de dinero en cajeros automáticos del exterior y por las transferencias a éstos. En algunos casos, el pago se duplica.

El economista Jaime Dunn indicó que los bancos compran dólares a 7,40 bolivianos, pero deben venderlos a la cotización oficial, situación que los afecta económicamente. Es por ello que deben nivelar la diferencia con el incremento de los porcentajes de comisión. 

Explicó que los bolivianos hasta hace dos semanas se aprovechaban de esa situación, pues compraban en el extranjero en dólares y pagaban con su tarjeta nacional y su entidad financiera debía cotizar al tipo de cambio oficial. Otros usuarios podían sacar dólares en un cajero en el extranjero y traerlos a Bolivia para venderlos al tipo de cambio paralelo. 

Para Dunn, los bancos simplemente han procedido a equiparar los costos de conseguir dólares en el extranjero a lo que cuesta conseguirlos en Bolivia. “La gente aprovechaba, sacaba dólares a 6,97 y los traía a Bolivia y los vendía a 7,40. Era lógico que eso se iba a cerrar”, dijo

Además, afirmó que la medida de las entidades financieras es acertada y razonable. “El tipo de cambio ya no es el oficial, si se hace transferencias internacionales se encuentra con comisiones altas donde tiene que pagar un porcentaje adicional sobre el precio vigente y por eso es que tiene que producirse una comisión de un 8 a 10 por ciento. Eso es básicamente la comisión del banco”, explicó.

El economista José Gabriel Espinoza aseguró que la medida de los bancos se debe a la escasez de dólares. 

“Esto es el reflejo de una crisis que el Gobierno sigue negando, pero existe y persiste (…). No hay una nueva fuente de divisas para el país, la situación de menos ingresos y mayores egresos se mantiene. La escasez de dólares se manifiesta en el mercado interno con mayores presiones inflacionarias”, dijo.

El economista Germán Molina mencionó que el tipo de cambio paralelo ocasiona que los bancos y casas de cambio vayan asumiendo los costos de escasez de divisas, por lo que ahora esto repercute en las personas que retiran dinero en cajeros automáticos en el exterior o hacen transferencias. 

El economista Hugo Balderrama explicó que, ante la falta dólares en el sistema financiero y una evidente devaluación con un tipo de cambio paralelo superior a los 7 bolivianos por dólar, los bancos, obligados a mantener “la ilusión” de un tipo de cambio oficial, se valen de comisiones para compensar sus costos de operación. 

“Los bancos están siendo forzados a seguir manteniendo la ilusión del 6,96. Entonces se valen de subir las comisiones por operaciones en dólares, cosa que, si bien nominalmente el tipo de cambio es 6,96, en efectos prácticos están compensando al tipo de cambio paralelo, aunque con otros términos”, apuntó. 

Los más afectados son los agentes que se dedican al comercio exterior.

Fuente: Los Tiempos

Autor