Boluarte rechaza la convocatoria de una tercera ‘Toma de Lima’: «¿Cuántas muertes más quieren?»

La presidenta de Perú, Dina Boluarte, repudió este miércoles la convocatoria a la tercera ‘Toma de Lima’, prevista para el próximo 19 de julio, cuando se espera que miles de personas provenientes de las provincias lleguen a la capital para protestar contra el Gobierno.

Desde el fronterizo Puente Internacional La Tina, donde despidió al mandatario ecuatoriano, Guillermo Lasso, la jefa de Estado contestaba una pregunta sobre la epidemia de dengue que azota Perú cuando comenzó a arremeter contra los manifestantes «violentos».

«En seis meses que estamos de gobierno, prácticamente de diciembre a febrero, hemos estado de bomberos, apagando casi 500 manifestaciones violentas«, aseveró en conferencia de prensa en transmisión del canal estatal TVPerú.

Muerte en protestas

A pesar de que el Ejecutivo peruano ha denunciado una penetración «terrorista» en las movilizaciones, hasta ahora no ha presentado ninguna prueba. En cambio, múltiples organismos internacionales han corroborado que hubo represión estatal.

Al menos 67 personas perdieron la vida producto de las protestas antigubernamentales acontecidas entre diciembre de 2022 y febrero de 2023. De ese grupo, unos 49 fallecieron a causa de enfrentamientos con fuerzas de seguridad del Estado.

Sin embargo, Boluarte afirmó que «ninguna de esas muertes la ha provocado ni la ha buscado el Gobierno».

«Ahora mismo yo llamo a estas personas que nuevamente están anunciando la tercera ‘Toma de Lima’: ¿cuántas muertes más quieren? ¡Por amor de Dios! ¿Acaso no les duele en el alma haber perdido más de 60 personas en estas movilizaciones violentas», recriminó.

Además, fustigó a personas que han viajado a Europa —sin mencionar a nadie— para reprobar su gestión ante organismos internacionales. «¿Acaso eso no se puede calificar como traición a la patria? ¿Quién financia ese viaje para que caminen por todo Europa hablando mal del Perú?», cuestionó.

«¡Estamos trabajando sin robarle al pueblo! ¿Por qué no dicen eso allá afuera en vez de estar mintiendo [diciendo] que somos un Gobierno cívico-militar? (…) Somos un Gobierno democrático», exclamó.

De manera implícita, hizo referencia a la excandidata presidencial, Verónika Mendoza, quien participó la semana pasada junto a diversas figuras progresistas de la región en la segunda edición del Día de América Latina efectuado en el Parlamento Europeo.

Durante su alocución, Mendoza sostuvo que el 7 de junio se cumplieron seis meses «desde que se inició el régimen cívico-militar que encabeza la señora Boluarte», como cara visible de una «coalición autoritaria conservadora y mafiosa».

Sobre las exigencias de Fujimori

En la víspera, la lideresa del partido Fuerza Popular, Keiko Fujimori, exigió a Boluarte que cambie a varios integrantes de su gabinete, entre las que sobresale la ministra de Salud, Rosa Gutiérrez, ante el brote de dengue que ha dejado más de 200 muertes.

«Las opiniones que vengan de diversos sectores las recibimos y las respetamos también», respondió Boluarte en compañía de varios funcionarios, como el titular del Consejo de Ministros, Alberto Otárola.

Sumado a esto, reiteró que cada una de las personas que lideran los Ministerios «están en constante evaluación».

RT

Autor