Denuncian recrudecimiento de asedio israelí contra hospital de Gaza

El Ministerio de Salud en la Franja de Gaza denunció este jueves el recrudecimiento de los ataques sionistas contra el Complejo Médico Nasser, ubicado al sur de la Franja de Gaza, considerado el mayor hospital en funcionamiento en estos momentos en ese territorio palestino tras 125 jornadas de ataques de la ocupación israelí.

La cartera precisó que en la instalación permanecen 300 trabajadores sanitarios, 450 heridos de consideración que no pudieron ser evacuados y 10.000 civiles desplazados por los bombardeos.

Advirtió que corren el riesgo de ser asesinados pues los militares sionistas disparan a la instalación, que se encuentra rodeada por tanques. Durante las últimas horas, una enfermera fue herida de gravedad mientras trabajaba dentro de uno de los salones quirúrgicos en la atención a heridos. Allí recibió un disparo en el pecho.

Con otros grandes hospitales atacados por las fuerzas ocupantes u obligados a evacuar a consecuencia de los bombardeos, el Complejo Médico Nasser -considerado el mayor en funcionamiento en Gaza en estos momentos- hace frente a una aguda escasez de medicamentos y carece de agua, alimentos, electricidad y combustible.

El Ministerio de Salud manifestó que las tropas israelíes impiden el movimiento de ambulancias y la llegada al nosocomio de heridos y pacientes.

Además, refirió que quienes permanecen en la instalación se exponen a problemas de salud derivados de la acumulación de residuos médicos y no médicos en sus departamentos y plazas.

Los ataques a hospitales palestinos son una constante de la agresión israelí en marcha. El ente sionista no solo asesina a civiles con bombardeos deliberados contra los vecindarios, sino que luego impide que se puedan salvar a los heridos impidiendo el movimiento de socorristas o disparando contra ellos, incluso asediando estas instalaciones, como ocurrió anteriormente con los hospitales Indonesio, Al-Shifa y Al-Awdda.  

Durante la jornada 125 de asedio israelí, Sanidad detalló que la ocupación cometió 15 masacres contra familias, provocando 130 mártires y 170 heridos,  debido a lo cual ascendió a 27.840 la cifra de personas asesinadas por las denominadas Fuerzas de Defensa de Israel, en su mayoría mujeres y niños. Los ocupantes ya provocaron 67.317 heridos en el marco del genocidio sionista, que se intensificó el pasado 7 de octubre.

Telesur

Autor