En Brasil desmantelan organización acusada de traficar 17 toneladas de cocaína boliviana hacia Europa

Las autoridades brasileñas y europeas desmantelaron una organización criminal investigada por el tráfico de más de 17 toneladas de cocaína desde Sudamérica hacia Europa, informó la policía hace unos días. 

De acuerdo con las investigaciones, la droga era producida en Bolivia, llevada a Brasil en camiones por un proveedor paraguayo y enviada a Europa a través de “dos grandes empresas de logística marítima con sede en los puertos de Rio Grande (Rio Grande do Sul) e Itajaí (Santa Catarina)”, estados del sur de Brasil.

Un total de 15 individuos fueron arrestados y se incautaron bienes por un valor de más de 80 millones de euros (unos $us 87 millones), dijo en un comunicado la Oficina Europea de Policía (Europol).

“En una victoria significativa para el combate a las drogas, las fuerzas en Latinoamérica y Europa derribaron una de las organizaciones de tráfico de drogas más activas en Brasil que inundaba Europa con cargamentos de varias toneladas de cocaína”, añadió la Europol.

La Policía Federal (PF) de Brasil informó que “en dos años de investigación se comprobó que la organización criminal movió 17 toneladas de drogas que tenían a Europa como destino, de las cuales 12 fueron confiscadas”. 

El capítulo final de la operación, conducida el jueves por más de 200 policías en diferentes estados de Brasil y en Asunción, Paraguay, culminó con la captura de 87 inmuebles, 173 vehículos, una aeronave, y el bloqueo de 147 cuentas bancarias, detalló la PF.

Estas empresas de logística introducían y camuflaban la droga dentro de cargas lícitas, “sin conocimiento de sus propietarios”, y una vez en Europa los compradores “robaban la parte del cargamento que contenía la cocaína para su distribución en diversos países”.

La policía brasileña inició las investigaciones en marzo de 2021, tras la confiscación de 316 kilos de cocaína en la ciudad de Hamburgo, Alemania, proveniente de un puerto del sur de Brasil.

En la operación colaboraron las autoridades de Paraguay, Alemania, Francia y España, según la PF y Europol.

El Deber

Autor