La devastadora imagen de los 4 nigerianos que llegaron a Brasil escondidos en la pala del timón de un barco

La foto de estos cuatro hombres escondidos en el timón de un barco no llega a ilustrar por completo el horror de la travesía que hicieron desde su país natal, Nigeria, hasta llegar a las costas de Brasil, 13 días después.

Los polizones fueron descubiertos por miembros de la tripulación de otra nave que pasaba cerca del barco en la Bahía de Vitoria, en Espíritu Santo, en el sureste de Brasil.

Según un delegado de la empresa naviera, los inmigrantes “no tenían idea” de a dónde se dirigía el barco, cuyo destino era el puerto de Santos, antes de esconderse allí.

La policía rescató a los hombres luego de recibir un llamado.

Según informan, el grupo se escondió en el barco Ken Wave, de bandera liberiana, poco antes de que zarpara del puerto de Lagos, la ciudad más grande de Nigeria, el 27 de junio.

“Estaban en una situación muy precaria, pero no tenían problemas graves de salud. Llevaban algunos días sin comida y por lo menos cuatro días sin agua”, le explicó a BBC News Brasil Ramón Almeida, jefe de la estación de inmigración de la superintendencia de la Policía Federal (PF) en Espíritu Santo.

Dos inmigrantes del grupo hablaban inglés y pudieron comunicarse con la policía, añadió.

Al embarcar en Lagos llevaron comida y agua, pero las provisiones se agotaron en el camino.

“Nuestra experiencia demuestra que estas personas simplemente se esconden en los barcos sin siquiera saber cuál será su destino final. Pueden hacer escala en cualquier puerto del mundo”, le explicó el delegado al periodista Leandro Machado, de BBC News Brasil.

Qué les espera

De acuerdo con Eugênio Ricas, superintendente de la PF en Espíritu Santo, los nigerianos estarán bajo la responsabilidad de la empresa propietaria del barco Ken Wave “hasta su regreso forzoso a Nigeria” en 25 días.

Según explica el jefe de la policía Ramón Almeida, la empresa propietaria del barco es legalmente responsable de mantenerlos en un hotel en Brasil y de financiar su regreso al país africano, incluso si la empresa no sabía que los nigerianos estaban en el barco.

“Están autorizados a permanecer en Brasil durante 25 días, hasta que obtengan documentos, compren pasajes y regresen a Nigeria”, señaló Almeida.

Sin embargo, existen algunas alternativas para que el grupo permanezca legalmente en Brasil: pedir refugio o residencia permanente.

Marina Rongo, asesora del programa de Fortalecimiento del Espacio Democrático de la ONG Conectas, explica que existen disposiciones en la Ley de Migración, aprobada en 2017, que pueden servir para evitar la repatriación de los nigerianos.

“Hay una previsión de que no se procederá a la repatriación cuando existan motivos que puedan poner en riesgo a la persona, aunque se alegue que no tenía documentos”, explica.

“Fueron encontrados en una situación de extrema vulnerabilidad, debilitados, hambrientos y con frío, en un viaje largo y de alto riesgo”, dice.

BBC

Autor