Moscú acusa a Occidente de generar en Ucrania las condiciones ideales para probar sus armas

Con el «auge sin precedentes» de la industria militar, resulta evidente que lo principal para los países occidentales «es que este conflicto bélico no termine nunca», afirmó la portavoz de la Cancillería rusa.

La portavoz oficial del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, María Zajárova, señaló en rueda de prensa este miércoles qué beneficios obtiene Occidente de la ayuda militar a Ucrania. Para Kiev y sus «supervisores occidentales», dijo, el conflicto en curso es un «excelente pretexto» para poner a prueba los más modernos armamentos, inclusive sobre los ciudadanos ucranianos.

«Debido a la política de Occidente, se han generado en Ucrania condiciones ideales para probar nuevos tipos de armas, estrategias y tácticas con el objetivo de llevar a cabo guerras híbridas», sostuvo la vocera. Puesto que el negocio militar de los países occidentales está experimentando un «auge sin precedentes», según Zajárova, resulta «cada vez más evidente que lo principal para ellos [los países occidentales] es que este conflicto bélico no termine nunca».

En realidad, la entrega de armas a Kiev lleva a «una mayor escalada del conflicto y más víctimas entre miembros de las Fuerzas Armadas, unidades de combate y civiles», indicó.

Las autoridades rusas, sostuvo, se dan cuenta de que «a los supervisores occidentales –Washington, Londres, Bruselas– no les importan en absoluto los ciudadanos de Ucrania, les da completamente lo mismo cuántos de ellos mueren y cuánto sufren, su tarea principal es utilizarlos como herramienta». Lo que les preocupa es contar con cierto número de personas «que se conviertan en conductores de su ideología destructiva», añadió.

  • Un asesor de la Oficina presidencial de Ucrania aseguró la semana pasada que los países occidentales ya habían tomado la decisión sobre la entrega de cazas F-16 a Kiev. 
  • Armin Papperger, el director ejecutivo del mayor fabricante alemán de equipos bélicos, el consorcio Rheinmetall, dijo el 11 de mayo que no descartaba la producción de sus equipos militares en territorio de Ucrania.
  • A finales de marzo Kiev recibió los primeros tanques Leopard 2, de fabricación alemana.
  • Sin embargo, el periódico The New York Times señaló en abril pasado que Occidente era incapaz de satisfacer «el apetito ilimitado» de armas por parte de Ucrania.

Autor