Portavoz: Sánchez de Lozada quiere dar lineamiento a la derecha que camina errática desde hace 20 años

«El expresidente Gonzalo Sánchez de Lozada pretende con su propuesta de reforma constitucional dar lineamiento y reorganizar a la derecha boliviana que camina erráticamente desde hace 20 años, sin poder construir un modelo político social de desarrollo», afirmó este lunes el portavoz presidencial Jorge Richter.

“Podemos señalar y decir que, desde Washington, Estados Unidos, se busca establecer, a través de Sánchez de Lozada, unos lineamientos para que la oposición en nuestro país pueda reconstituirse”, consideró Richter.

El exmandatario reapareció con su propuesta de una “Constitución para todos”, pero “ha quedado fosilizada en el año 94”, con una lógica de recortar la participación, los derechos y la libertad, afirmó.

Sánchez de Lozada reapareció este domingo con el planteamiento de reformar la Constitución Política del Estado para la creación de la figura de un primer ministro y el retorno de la república con un gobierno con sede en Sucre.

“Salvando esta propuesta del primer ministro, vemos que reducimos la democracia en nuestro país, reducimos la cantidad de diputados y de senadores y a partir de ello, dice (Sánchez de Lozada), tener un presidente con poderes limitados, que puede nombrar las autoridades militares, de justicia y electoral, (pero eso) no es un presidente con los poderes recortados”, cuestionó.

También calificó de retroceso el planteamiento de recortar el ejercicio democrático de elegir a los gobernadores departamentales por voto popular.

“Es un conjunto de elementos que nos permite afirmar que Sánchez de Lozada les otorga a los sectores de oposición, que desde el 17 de octubre de 2003 no tuvieron la capacidad de reconstituirse y de construir una propuesta de país, una referencia para que trabajen, para que puedan realizar su oposición”, insistió.

De acuerdo con el portavoz esta propuesta quiere “reorganizar a la derecha”, porque “camina erráticamente desde hace 20 años, sin la posibilidad de construir un modelo político social de desarrollo en la integralidad abarcativa de toda nuestra sociedad y, por supuesto, en una línea profundamente conservadora, el señor Sánchez de Lozada les entrega un manual para que puedan caminar, por lo menos, con un norte”.

Richter llamó la atención sobre la casualidad temporal de la reaparición de Sánchez de Lozada, luego de casi 20 años, y la publicación del libro de la autoproclamando expresidenta de facto Jeanine Áñez.

“Tanto el señor Sánchez de Lozada como la señora Jeanine Áñez reniegan del Estado Plurinacional y de la Constitución Política del año 2009 y por supuesto del proyecto social popular del Movimiento Al Socialismo y de todo el conjunto de organizaciones sociales que lo acompañan, ¿es una coincidencia los tiempos de aparición de Sánchez de Lozada y el libro de la señora Jeanine Áñez? Eso ahí queda como una interrogante, veremos cómo van los siguientes días”, afirmó.

Frente a ambas posturas en contra del Estado Plurinacional, Richter reafirmó que la inclusión social, que permitió este modelo de Estado, debe perfeccionarse y no retroceder a un Estado neoliberal de la década de los 90.

“Es profundamente retrógrada (la propuesta de Sánchez de Lozada) porque nos quiere situar nuevamente en el año 1994, como si no hubiese transcurrido tiempo, como si la sociedad boliviana hubiera estado inmovilizada y paralizada entre los años 1994 y 2003, la sociedad ha cambiado”, argumentó.

Según Richter, el debate de la agenda política hacia el 2025 será sobre la base de cómo perfeccionar el Estado Plurinacional con una mayor ampliación de derechos y que no se “concentren las decisiones en una sola persona”.

“Tenemos que ampliar la base social, política y económica de nuestro país, por ello es que tenemos una mirada profundamente distinta (a Sánchez de Lozada)”, insistió.

El portavoz señaló que Sánchez de Lozada “malgastó intelectualmente” dos décadas de su tiempo porque además de realizar una propuesta “fosilizada en el año 94” no llegó a “comprender” las razones que le llevaron a dejar la presidencia y el país.

“Antes que la propuesta, Sánchez de Lozada, como prófugo de la justicia boliviana, debería dar unas explicaciones sobre los motivos que lo llevaron a desencadenar una de las masacres más atroces que hemos vivido los bolivianos en el tiempo de la democracia”, apuntó.

Sánchez de Lozada es uno de los principales acusados por la masacre de octubre de 2003 y en Estados Unidos está en curso un juicio civil.

ABI

Autor