Titanic: desaparece con su tripulación un sumergible en el Atlántico que lleva a turistas y expertos a visitar los restos del transatlántico

Un sumergible utilizado para llevar a turistas y expertos a ver los restos del Titanic ha desaparecido en el océano Atlántico con su tripulación a bordo.

La Guardia Costera de Boston le confirmó a la BBC que se está llevando a cabo una operación de búsqueda y rescate frente a la costa de Terranova.

La compañía que opera el sumergible desaparecido dijo en un comunicado que está «explorando y movilizando todas las opciones» para traer de vuelta a la tripulación a salvo.

No se sabe cuántas personas se encontraban en el sumergible.

La compañía informó que ha recibido «amplia asistencia» de «varias agencias gubernamentales y compañías especializadas en aguas profundas» en sus esfuerzos por restablecer el contacto con el sumergible.

«Estamos trabajando para el regreso seguro de los miembros de la tripulación».

¿Cómo es el sumergible Titán de OceanGate?

  • El Titán es un sumergible para cinco personas y capacidad para descender a profundidades de 4.000 metros
  • Sus dimensiones son 670 cm x 280 cm x 250 cm
  • Tiene «soporte vital» de 96 horas para una tripulación de cinco personas
  • Viaja a tres nudos, eso es alrededor de 5,5 km por hora.
  • Además de llevar a turistas y expertos al naufragio del Titanic, se utiliza para estudios e inspecciones del sitio, investigación y recopilación de datos, producción de películas y medios, y pruebas de hardware y software en aguas profundas.
  • Está equipado con una plataforma integrada desde la que el sumergible se lanza y a la que regresa antes y después de cada inmersión.

A qué profundidad está el Titanic

Pequeños sumergibles ocasionalmente transportan a turistas y expertos que pagan para ver los restos del Titanic, hundido en 1912 y que se encuentra a unos 3.800 metros debajo de la superficie del océano y a unos 600 km de Terranova, Canadá.

OceanGate cobra US$250.000 por persona para su expedición de ocho días que parte de Canadá para ver el famoso naufragio.

El sumergible de la compañía tiene un «soporte vital» de 96 horas para una tripulación de 5 personas.

Según el sitio web de OceanGate, el sumergible tiene un sistema para monitoreo en tiempo real de los cambios de presión y la integridad de la nave que alerta al piloto con tiempo suficiente para que pueda abortar la inmersión y regresar a la superficie en caso de que sea necesario.

No está claro cuántas personas iban a bordo cuando desapareció el sumergible, pero el explorador y multimillonario británico Hamish Harding, de 59 años, escribió este domingo en Facebook que iba a participar en la última expedición OceanGate al Titanic.

Harding dijo que iban a intentar realizar una inmersión el domingo, después de que la tripulación partiera de la ciudad de San Juan de Terranova el sábado.

Agregó que entre las personas que iban a participar estaban «un par de exploradores legendarios, algunos de los cuales han realizado más de 30 inmersiones en el RMS Titanic desde la década de 1980».

OceanGate Expeditions presenta el viaje en su sumergible de fibra de carbono como una «oportunidad de salir de la vida cotidiana y descubrir algo verdaderamente extraordinario».

Según la compañía, el sumergible tiene capacidad para cinco personas, que generalmente incluyen a un piloto, tres invitados que pagan y un «experto en contenido».

Una inmersión completa hasta el naufragio, incluido el descenso y el ascenso, dura ocho horas en total.

El Titanic, que fue el barco más grande de su época, chocó contra un iceberg en su viaje inaugural desde la localidad inglesa de Southampton con destino a Nueva York el 14 de abril de 1912. De los 2.200 pasajeros y tripulantes a bordo, más de 1.500 murieron.

Los restos del transatlántico han sido ampliamente explorados desde que se descubrieron en 1985.

Se encuentran en dos partes, con la proa y la popa separadas por unos 800 metros. Un enorme campo de escombros rodea las dos partes de la embarcación.

¿Qué pudo haber pasado con el sumergible perdido?

Por Pallab Ghoshcorresponsal de Ciencia de BBC News

El profesor Alistair Greig, del University College de Londres, es un experto en sumergibles. Ha trabajado en una serie de escenarios sobre dónde podría estar el sumergible perdido.

Una es que lanzó un «peso de caída» después de una emergencia, para subir a la superficie.

«Si hubo una falla de energía o de comunicación, esto podría haber sucedido, y el sumergible estaría flotando en la superficie esperando a ser encontrado», dijo el experto.

Otro escenario, explica, puede ser que el casco del sumergible se viera comprometido y hubiera una fuga. «Entonces el pronóstico no es bueno».

Si se ha hundido en el lecho marino y no puede volver a subir por sus propios medios, las opciones, según el profesor Greig, son muy limitadas.

«Si bien el sumergible aún podría estar intacto, si está a más de 200 metros de profundidad, hay muy pocas embarcaciones que puedan llegar tan profundo, y ciertamente no los buzos.

«Los vehículos diseñados para el rescate de submarinos de la marina ciertamente no pueden llegar a ningún lugar cercano a la profundidad del Titanic.

«E incluso si pudieran, dudo mucho que pudieran adherirse a la escotilla del sumergible turístico», señaló Greig.

Fuente: BBC

Autor