Tras 13 años, violador de adolescente recibe condena de 25 años en Cochabamba

Después de 13 años, Alfredo S.A., de 31 años, ha sido sentenciado a 25 años de cárcel por el delito de violación a infante, niña, niño o adolescente, cometido en 2010 contra una adolescente de 13 años en Santivañez, Cochabamba. En aquel momento, la menor de edad fue interceptada por dos hombres que trabajaban como cargadores de arena en volquetas mientras se dirigía a su hogar.

Estas personas la llevaron por la fuerza a una vivienda de la zona y procedieron a violarla en repetidas ocasiones. Hasta el momento, el segundo agresor sexual no ha sido capturado.

La fiscal departamental de Cochabamba, Nuria Gonzales, informó el viernes que durante la audiencia de juicio oral, el Ministerio Público presentó pruebas contundentes que demostraron la responsabilidad de Alfredo S.A. en el delito de Violación de Infante, Niña, Niño o Adolescente. Como resultado, el Tribunal de Sentencia No. 2 de Quillacollo dictó una condena de 25 años de prisión, la cual deberá cumplirse en el penal de El Abra.

Gonzales explicó que entre las pruebas presentadas por la Fiscalía se encontraban el certificado médico forense, la declaración de la víctima, el informe policial y testimonios de testigos. Estos elementos fueron evaluados por los miembros del Tribunal, quienes emitieron la sentencia condenatoria.

La fiscal de Materia, Faviola Serrano, detalló que el hecho de violencia sexual ocurrió el 17 de febrero de 2010 en Santivañez. Ese día, la adolescente se dirigía a la casa de sus familiares cuando fue interceptada por dos hombres que trabajaban como cargadores de arena en volquetas. Los agresores la llevaron a una vivienda cercana y la violaron en repetidas ocasiones.

Después, alrededor de las 03:00 de la madrugada, un vecino escuchó los llantos de la víctima y su pedido de ayuda. Este vecino ingresó a la fuerza al inmueble, sorprendió a los agresores, los golpeó y lograron huir.
Una vez que los familiares de la menor se enteraron del hecho, la llevaron a un centro médico y presentaron una denuncia ante la Defensoría de la Niñez y la Adolescencia.

En este caso, solo uno de los agresores fue entregado a la Policía, quien fue condenado y también está siendo investigado por violaciones a otros dos niños en la zona. Además, no se descarta la posibilidad de que haya más víctimas relacionadas con esta persona. Actualmente, las autoridades están buscando al otro agresor cuyo paradero aún se desconoce.

Fuente:Opinión

Autor