Canciller asegura que Bolivia mantiene una relación “cordial y amable” con EEUU a pesar de la injerencia de la Casa Blanca en asuntos internos

Bolivia mantiene con Estados Unidos, a pesar de las diferencias ideológicas y la historia intervencionista estadounidense en el país,  América Latina y el mundo, “una relación cordial y amable”.

Así de claro fue el ministro de Relaciones Exteriores, Rogelio Mayta, sobre el vínculo diplomático del gobierno de Luis Arce con la Casa Blanca de Joe Biden.

Mayta abordó el tema en respuesta a la transgresión a los principios de respeto mutuo y no injerencia en el que incurrió un alto funcionario del Gobierno de Estados Unidos sobre la situación en el departamento de Santa Cruz.

El Subsecretario de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental de Estados Unidos, Brian Nichols, expresó en su cuenta Twitter su “preocupación” por la situación en Santa Cruz desde la detención judicial del excívico Luis Fernando Camacho, el 28 de diciembre pasado.

El titular de exteriores dijo que el Ejecutivo boliviano no presentará un reclamo oficial a la embajada de Estados Unidos en La Paz por la injerencia en la que incurrió Brian Nichols.

No se presentará el “reclamo”, dijo, pero aclaró pero se hara el “comentario respectivo” al encargado de negocios de la delegación diplomática estadounidense

Bolivia y Estados Unidos no tienen relaciones a nivel de embajadores tras la expulsión del embajador estadounidense Philip Goldberg en 2008, a lo cual el país del norte respondió con similar medida contra el embajador boliviano Gustavo Guzmán.

“Bolivia tiene una relación cordial y amable” con Estados Unidos, y la vamos a seguir manteniéndola, remarcó la autoridad.

Dijo, por el contrario, que el país mantiene una “relación de excelencia” con Brasil, México, Argentina y, en entre otros países de la región, Paraguay.

La base diplomacia boliviana, precisó, tiene como base el principio de la no injerencia.

Fuente: ABI

Autor